Capitanich, a punto de remover a su esposa del Ministerio de Salud

El gobernador de Chaco ya habría tomado la decisión de desplazar a Sandra Mendoza de la cartera sanitaria. La funcionaria fue muy cuestionada por las políticas que implementó para frenar el avance del dengue en su provincia.
El gobernador del Chaco, Jorge Capitanich, estaría a pocas horas de concretar una de las decisiones más difíciles de su carrera política: remover a su esposa, Sandra Mendoza, del cargo de ministra de Salud, y dejar que la decisión se interprete como un reconocimiento de su fracaso en las estrategias contra el avance del dengue.

Con todo, la salida de Mendoza es todavía una versión extraoficial, aunque cada vez avalada por más fuentes gubernamentales. Incluso, ya se da por cierto que su sucesor será el ex senador Hugo Sager, actual intendente de la localidad de Puerto Tirol.

La esposa del gobernador había asumido en el cargo el 14 de noviembre del año pasado, concretando un deseo declarado ya antes de que Capitanich asumiera, en diciembre de 2007. Aquella vez, él optó por el médico Alberto Holzer, a quien Mendoza criticó públicamente durante meses, hasta finalmente quedarse con su ministerio.

Pero el dengue apareció este verano y expuso a Mendoza a un desgaste vertiginoso. Uno de los principales errores de la ministra fue hablar durante semanas de una cantidad de enfermos oficiales que no llegaba a la decena, cuando la realidad era que los infectados ya eran cientos y hoy superan los 9.000. Varios intendentes también la acusaron de no montar adecuadas medidas preventivas.

Aparentemente, Capitanich ya había tomado una decisión en marzo, y por eso Mendoza no aparecía desde entonces en las actividades oficiales, ni siquiera en las últimas visitas de Graciela Ocaña al Chaco. Algunas fuentes dicen que el gobernador quería esperar a que pasara el cumpleaños de 15 de Guillermina, la hija mayor de su matrimonio con Mendoza, y ahora quiere evitar la interpelación que los diputados de la oposición programaron para el jueves de esta semana.

Comentá la nota