Capitanich pretende usar el tope de la capacidad de endeudamiento

Según explicó, es para sostener el superávit fiscal. "Nosotros usamos 290 de los 314 millones de pesos, que puede mejorar un financiamiento de carácter parcial", expresó, y volvió a reconocer que hay "menos recursos de lo proyectado".
Con vistas a la inminente reunión del Consejo Federal de Responsabilidad Fiscal, el gobernador Jorge Capitanich, manifestó su opinión sobre la posibilidad de incremento del financiamiento en capital e intereses en el flujo de servicios de la deuda para el año 2010, y de utilizar eventualmente el tope de la capacidad de endeudamiento admitido por el presupuesto 2009.

"Nosotros usamos 290 de los 314 millones de pesos -cuantificó-, que puede mejorar un financiamiento de carácter parcial". El titular del Poder Ejecutivo chaqueño está trabajando con el Estado nacional para los convenios parciales de transferencias corrientes y de capital, conjuntamente con el acuerdo con la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSeS), para incluirlo dentro de la ley de presupuesto del próximo año, que presentará el 30 de setiembre.

Capitanich cree que se puede flexibilizar determinado tipo condiciones, pero eso debe ser a corto plazo porque "lo peor que podemos hacer, como Estados provinciales, o como Estado nacional, es incurrir en estrategias que tengan que ver con salir de la situación de superávit fiscal primario y de superávit fiscal financiero".

Por el contrario, el gobernador cree que "teniendo condiciones para la recuperación de la actividad económica y el mejoramiento de la recaudación nacional, con adecuadas políticas fiscales, podemos ir recuperándonos de la iliquidez transitoria para llegar a tener sostenibilidad fiscal, que es lo que tenemos que hacer".

Este año, desde el punto de vista del superávit fiscal financiero, la Provincia afronta el problema de la cobertura de los pagos de servicios de deuda, de capital e intereses. "Estamos haciendo el máximo esfuerzo, a los efectos de tener, naturalmente, el superávit fiscal primario, esto es, excluido intereses, a los efectos de poder lograr el cumplimiento de esta perspectiva", dijo al respecto el gobernador. "Pero faltan todavía cuatro meses, por eso hay que ver la evolución de los recursos", indicó, señalando que "venimos con menos recursos de lo proyectado".

El presupuesto del año siguiente se hace sobre la base de proyecciones macroeconómicas, se calcula el crecimiento del Producto Interno Bruto y de la recaudación. Y en la Argentina "lo que pasó es que en lugar de crecer a 4 por ciento de P.B.I. no crecimos o decrecimos, y eso implica menor transferencia de recursos". En una provincia con alta dependencia de recursos nacionales, esto "tiene un alto impacto en menor percepción de ingresos", explicó Capitanich.

Comentá la nota