Capitanich pidió una tregua a la presión salarial de docentes

Capitanich pidió una tregua a la presión salarial de docentes
El gobierno se reunió ayer con los sindicatos docentes pero no hubo oferta. La imposibilidad económica derivada de la crisis internacional, la falta de recursos para afrontar el sostenimiento del pago de salarios públicos y demás compromisos provinciales fueron los principales puntos en la argumentación del Ejecutivo.
Entre hoy y mañana los sindicatos definirán si comienzan las clases el lunes. Fue unánime la sorpresa en los dirigentes docentes por la ausencia de una propuesta de incremento en los sueldos.

La reunión comenzó puntualmente y asistieron todos los invitados a la mesa de negociaciones, esta vez en el Salón Obligado de Casa de Gobierno. Pero el de ayer fue el encuentro más breve de los fijados a partir del 10 de diciembre de 2007. En menos de 50 minutos funcionarios y sindicalistas agotaron todo lo que tenían para decir.

Por el Ejecutivo, además del gobernador Jorge Capitanich, estuvieron los ministros de Educación, María Inés Pilatti Vergara, y de economía, Eduardo Aguilar; y la subsecretaria educativa Elizabeth Mendoza.

Por los docentes, estuvieron representantes de Atech, Rosa Petrovich; la Coordinadora de Gremios Docentes (integrada por Achabi, Adoch, Amet, Fiud y Uda) con Miriam Amdor, Norberto Piñero y Pedro López, entre otros dirigentes. Por Sitech Sudeste estuvo Dora López; por Sitech Federación, Eduardo Mijno; y por Utre Ctera Daniel Aguirre y Sergio Soto.

Quedaron pasmados

No bien comenzó la reunión, el gobernador puso las cartas sobre la mesa. Expuso brevemente las cifras de la provincia y explicó que dada la situación crítica actual no tenía para ofrecerles a los docentes un aumento salarial.

Según relataron algunos de quienes estuvieron en el recinto, la reacción de sus interlocutores fue de estupor.

Capitanich fue directo, dijo que no había dinero y les pidió hacer una tregua porque primero debía asegurar la continuidad de pagos de sueldos, de obras y garantizar el empleo y esas expresiones “los dejó pasmados”, narró una fuente.

La sorpresa dejó sin palabras a los sindicalistas que esperaban discutir un porcentaje de incremento y traían argumentos individuales para sostener pedidos que iban desde el 5 por ciento como mínimo hasta el 30, en uno de los planteos de máxima.

Varios pidieron la palabra, que en un tono sosegado, reiteraron que lamentaban encontrarse en ese punto y reiteraron sus argumentos.

Con las manos vacías

Puertas afuera, desconociendo lo que sucedía en un Obligado más silencioso que de costumbre, los periodistas aguardaban por una señal. Y llegó con un trascendido que aseguraba que la reunión terminaría mucho antes de lo esperado. Veinte minutos después los sindicalistas salían con cierta expresión de extravío.

Casi todos fueron cautos y escuetamente explicaron que Capitanich les pidió hacer una tregua y comenzar las clases hasta contar con disponibilidad de recursos.

Minutos después, el gobernador dio en conferencia de prensa los argumentos por los que no hubo oferta de incremento y pidió “comprensión” a los docentes.

Los primeros en salir fueron los de la mesa directiva de Atech y ante la consulta de los periodistas sobre cuál fue el resultado, Rosa Petrovich respondió: “Salimos con las manos vacías, el gobernador nos dijo que no tiene nada para ofrecernos; dejó abierto el diálogo pero no hay ninguna oferta porque no hay dinero”.

Más adelante la titular del sindicato docente confirmó que la decisión de ir a paro dependerá de lo que determinen las bases en la asamblea convocada para las 9 de hoy. La dirigente ratificó que la Atech siempre estuvo dispuesta a sostener el diálogo pero en la situación actual “hay una marcada tendencia para definir el no inicio normal de clases en la provincia”.

Para Daniel Aguirre, secretario de Utre Ctera, la sensación de ayer fue de “frustración y desazón” y aseguró que hoy, a las 10 la conducción del sindicato hará un análisis de encuentro y su decisión en consecuencia.

Paro inminente

Por su parte, la representante de Sitech Sudeste, Dora López, dijo a NORTE que vivía un estado “desesperante, no pudimos discutir nada porque no hay plata; esperábamos una oferta pero el gobernador nos dijo que no había nada”.

Sobre si comenzarán o no las clases, recordó que ya contaban con mandato para convocar a un paro por 24 horas pero que la decisión será de las bases. De todas formas deslizó que es inminente llamar a una medida para el lunes y que en las próximas horas se definirá. Agregó que de cumplirse la decisión, se analizará pormenorizadamente en una asamblea el pedido de tregua, “debemos darnos tiempo”, agregó.

”Nos parece responsable que (Capitanich) no juegue al gato y al ratón y sea franco pero rechazamos terminantemente la paritaria nacional y le recriminamos que él como gobernador debía reclamar que no se hagan más acuerdos para pagar montos en negro porque los montos abren cada vez más una brecha enorme”, concluyó Dora López.

Eduardo Mijno, por Sitech Federación, al salir del salón Obligado también reconoció el estado de ánimo generalizado: “Estamos absolutamente sorprendidos, no recibimos nada”. El dirigente agregó la ofuscación del sindicato al que representa con lo definido por la paritaria nacional “se acordaron montos en negro y medio país está en conflicto”.

Por lo que sin rodeos espetó: “El conflicto se inicia, se habla de tregua pero no estamos en condiciones de seguir esperando”.

Formalmente, los afiliados a Sitech Federación definirá mañana en Sáenz Peña si van a paro.

Frente conjunto

Por su parte, Pedro López, por Fiud, integrante de la Coordinadora de Gremios Docentes, no ocultó la reacción inicial: “Quedamos sorprendidos, nos golpeó. Todos esperábamos algún tipo de aumento por trascendidos e incluso por expresiones de la prensa; (Capitanich) fue muy crudo al transmitir el momento de crisis que vive la provincia a raíz en la merma de los ingresos del 11 por ciento y nos dijo que si no podía con el mismo monto que recibía hasta ahora, tampoco podrá con menos”.

“Alcanzamos a expresar nuestra desazón porque no queremos conflicto pero evidentemente vamos camino a eso; se debe entender que el docente vive la misma situación crítica en su casa”, continuó.

Respecto del pedido de tregua, el dirigente, cauto, señaló que la dirigencia tendrá que establecer “mecanismos de encuentro de forma responsable para calmar ánimos” y agregó que ya tenían definido que por menos de 50 pesos de aumento se hacía paro.

Finalmente agregó que en el transcurso de hoy y hasta mañana se buscará coordinar con los demás sindicatos (excepto Atech) un posible paro conjunto para definir luego las estrategias por venir. “Entendemos que el esfuerzo es importante y la mayoría de los gremios no hicimos paro el año pasado, pero ese paso adelante que ganamos en aumentos lo fuimos perdiendo con el desgaste de este año; ahora veremos si paramos el 2 o el 6”, añadió.

Comentá la nota