Capitanich pidió disculpas por la violencia policial en la Comercio

El gobernador Capitanich recibió a alumnos, padres y docentes de la institución. Se disculpó por el accionar policial y aseguró que no le temblará el puño para destituir a los uniformados involucrados. Ofreció la contención de la Subsecretaria de Derechos Humanos y del Instituto de Cultura.
El gobernador Jorge Capitanich recibió a alumnos, padres y docentes de la Escuela de Comercio para interiorizarse acerca de los hechos de violencia que se produjeron ayer en momentos que los estudiantes se prestaban a realizar la presentación de las remeras de promoción.

Durante el encuentro que se realizó en el Salón Obligado de Casa de Gobierno y del cual participaron el Ministro de Gobierno, Justicia, Seguridad y Trabajo Juan Manuel Pedrini, la ministra de Educación Maria Inés Pilatti Vergara, el subsecretario de Justicia y Seguridad Francisco Oteo, el de Derecho Humanos Marcelo Salgado y el presidente del Instituto de Cultura, Francisco Romero, el gobernador ofreció sus disculpas por el accionar policial a la vez que comprometió todos los esfuerzos por dar con los responsables de "tan lamentable y repudiable hecho".

DESTITUCIONES

"No estamos dispuestos a mantener en la fuerza a elementos que desnaturalizan la esencia de lo que es el verdadero espíritu de la Policía del Chaco, que debe proteger a los ciudadanos", dijo el gobernador quien afirmó que "no me va a temblar el puño para destituir a quienes fueron protagonistas de estos actos".

Referido a esto, el primer mandatario provincial recordó que en lo que va de gestión se destituyeron a 35 miembros de la fuerza, muchos de ellos relacionados a casos de apremios ilegales.

Mencionó además que se decidió la inmediata intervención de la seccional metropolitana y la separación de todo el personal que prestaba servicio durante el operativo, además de iniciarse un sumario hasta su esclarecimiento.

LA VOZ DE LOS ALUMNOS

El gobernador escuchó el relato de los alumnos y los profesores, quienes dejaron en claro que en ningún momento consumieron alcohol o estuvieran alcoholizados ya que se trataba de un festejo que se desarrollaba en un marco escolar. Recalcaron que durante el supuesto operativo hubo presencia de personas de civil quienes accionar ferozmente contra ellos y que no hubo daños contra ningún móvil policial ya que ninguno de los autos que estaban presentes estaba identificado como perteneciente a la fuerza.

Esto fue confirmado por el delegado del Instituto Nacional contra la Discriminación la Xenofobia y el Racismo, Darío Gómez, quien los acompaño desde el primer minuto.

Los educandos mencionaron con detalle la penosa situación que les tocó vivir en la Comisaría, quienes además mencionaron la necesidad de desterrar estás prácticas de la fuerza.

Comentá la nota