Capitanich niega emisión de bonos: Sueldos empezarán a pagarse desde el 31

El gobernador Jorge Capìtanich confirmó ayer que la provincia pagará los sueldos de agosto en forma escalonada, abonando el mismo 31, el 72 % de los sueldos, en tanto se espera completar el 90 % de la grilla en la primer semana de septiembre y terminar de pagar salarios el 11.
En una conferencia de prensa ofrecida ayer para anunciar el acuerdo para construir un puente con Paraguay, el mandatario confirmó que la provincia no prevé emitir una cuasimoneda local ni emitir bonos de deuda para cubrir el déficit fiscal, que volvió a estimar en unos 450 millones de pesos hasta fin de año (ver aparte).

Para revertir la situación, Capitanich detalló el diseño de un programa de reestructuración del gasto y marcó su confianza en la recuperación de la economía nacional y de los recursos fiscales en el mediano plazo. También sumó a esa proyección, la certeza de excelentes perspectivas para la segunda mitad del mandato a pesar de la zaga de crisis con el campo, crisis internacional, epidemias, sequía y estrechez fiscal con la que se topó la gestión política y económica de la provincia hasta ahora demorando resultados, que también anotó, acreditan proponer su reelección en 2011 (ver aparte).

"Tenemos previsto un sistema de cancelación de haberes, tanto de activos como de pasivos, en las dos primeras semanas de septiembre, hasta el 11. En la primera semana de septiembre se cancelarán hasta el 90 % del total de salarios. El 31 de agosto está previsto el primer nivel de depósitos escalonados.

No se pueden dar aumentos

El gobernador aprovecho la ratificación plena de sus potestades como mandatario provincial que hizo a propósito del conflicto en el Insssep ( ver aparte) para ratificar con la misma contundencia, que no se otorgarán más aumentos salariales en la administración pública este año.

"Tengo una clara posición respecto de todos los conflictos: hemos manifestado que dada la situación fiscal es absolutamente imposible convalidar incrementos salariales. Por lo tanto, los trabajadores docentes que hagan paro, tendrán su descuento de haberes", ratificó.

Capitanich señaló también mantener una actitud dialoguista, pero remarcó haber planteado claramente a los gremios docentes, "la imposibilidad fáctica de cumplir con incrementos salariales".

"Necesitamos definitivamente garantizar la continuidad de los servicios públicos en todas sus expresiones y garantizar las obligaciones salariales del sector público", anotó.

Comentá la nota