Capitanich minimizó la cantidad de casos y habla de "tendencias"

El primer mandatario provincial se basó en una recomendación sanitaria de organismos internacionales que dicen que «lo ideal es no hablar de números».
El gobernador Jorge Capitanich señaló ayer que según recomendaciones de organismos internacionales lo ideal no es hablar del número de casos, sino de la tendencia que se registra, en este caso, con respecto al dengue, que es epidemia en el Chaco y ya se ha cobrado cuatro vidas.

El mandatario recordó que cuando se conoció la noticia del primer caso de la enfermedad en Campo Largo se consideró vital el establecimiento de un sistema de comunicación unificado, el cual fue establecido para asegurar que el Ministerio de Salud Pública de la Provincia interviniera puntualmente en cada caso y «para que no existan interpretaciones diversas sobre la base de la misma información».

De acuerdo con la metodología del suministro de información, algunos pueden considerar que existe un registro elevado y otros pueden considerar que existe un subregistro, «y puede que todos tengan razón, por lo que la recomendación mundial para casos de emergencia como éste es que no se hable de cifras sino de tendencias», aseguró Capitanich, de acuerdo a información oficial suministrada ayer.

Igualmente el gobernador apuntó que interesa saber «si la perspectiva es que aumenten o disminuyan sobre las áreas de expansión y de cobertura correspondiente».

Capitanich también comentó que cuando se produce un caso hay que atacar el foco, lo que implica una acción coordinada para bloquearlo, para que a la persona que está infectada no le pique otro mosquito que implique la expansión del foco. «Esto son cuestiones que tienen que ver con organización, con coordinación», indicó en referencia a los operativos de fumigación que se están desarrollando en los lugares afectados. Por otro lado, el titular del Ejecutivo comentó que a medida que vaya disminuyendo el calor descenderá la expansión del mosquito, pero aclaró que la temperatura debe ser menor a doce grados.

ACTITUDES QUE

NO AYUDAN

«El ataque sistemático y artero, la elusión de responsabilidades propias y transferir las culpas a un tercero no tienen rédito político», resaltó Capitanich, y añadió que la sociedad tiene clara conciencia del rol de cada uno de los actores políticos en los procesos electorales. «Creo que no hay que subestimar la capacidad del electorado para diferenciar las responsabilidades», dijo.

«Lo que queremos hacer es colaborar, desde múltiples perspectivas, para que los habitantes de Charata sientan que estamos trabajando todos juntos», manifestó el gobernador, resaltando que cuanto más equipos de trabajo existan en el terreno, es «mucho mejor, porque eso implica un fuerte compromiso de atención de la problemática».

Desde Casa de Gobierno informaron que se fortaleció la atención médica con más profesionales y enfermeros, se reforzó la provisión de repelentes, se logró un flujo regular de abastecimiento de medicamentos y se ocupó de la provisión de agua potable con una planta de ósmosis inversa en Charata.

Comentá la nota