Capitanich levantó su perfil

Tras la renuncia de Néstor Kirchner a la presidencia del PJ se viven horas de reacomodamientos internos, con un Daniel Scioli que no logra hacer pie. Ayer en declaraciones realizadas en Buenos Aires, el Gobernador del Chaco dio un fuerte tirón de orejas al ex motonauta, cuyas horas parecen contadas al frente del justicialismo nacional. Importa recordar que horas después de la renuncia de Kirchner, fue Rodolfo Martínez Llano quien le negó al gobernador bonaerense legitimidad para quedar a cargo del Partido, sugiriendo que sea Capitanich quien tome la posta. En los días sucesivos los rechazos se sumaron, aunque fue "Lole" Reutemann quien le dio el tiro de gracia al no responder sus llamados.
El gobernador del Chaco, Jorge Milton Capitanich, formuló en la víspera candentes declaraciones en torno a la actualidad del justicialismo tras la renuncia del ex mandatario Néstor Kirchner a la titularidad partidaria.

El ex jefe de Gabinete de Eduardo Duhalde aseguró que en verdad es la Presidente, Cristina Fernández, "quien ejerce la conducción estratégica" del justicialismo en lugar de su par de Buenos Aires, Daniel Scioli, quien quedó formalmente al frente del peronismo nacional.

En este marco el mandatario de la provincia vecina se diferenció de Scioli y reclamó medidas a la titular del Ejecutivo nacional.

Consultado sobre la ronda de reuniones que mantiene Scioli con los gobernadores del PJ, Capitanich, fortalecido por el triunfo en su provincia del domingo pasado instó a "no tener una agenda paralela a la del Gobierno".

Por otra parte, afirmó que el ex presidente Eduardo Duhalde, quien participó de encuentros con dirigentes del PJ tras la derrota electoral, "puede opinar" pero dijo no verlo "liderando" nuevamente al movimiento.

"Duhalde cumplió un rol institucional muy importante, pero no lo veo liderando un proceso de cambio dentro del justicialismo, ni un proyecto político en el país", manifestó y aclaró que el bonaerense no debería "participar activa o directamente" en el futuro del justicialismo.

HORA DE BALANCES

Respecto del mensaje de las urnas, analizó que "el electorado ha fragmentado el poder político en distintas partes" por lo que "hay que interpretar este mensaje en términos de consensos".

En relación a la derrota sufrida por Kirchner frente al empresario Francisco De Narváez, mencionó que "en el interior de la provincia de Buenos Aires, el conflicto del campo ha horadado la confianza en el gobierno".

"Allí se tenían apoyos concretos que han tenido un impacto electoral", analizó el chaqueño, en referencia a que el peronismo perdió en un distrito que resultó históricamente uno de sus bastiones.

Capitanich, pese a las dificultades en el combate del dengue en su provincia, fue uno de los gobernadores triunfantes, con poco más del 50 por ciento de los votos, lo que lo posicionó fuertemente dentro del esquema del PJ que se proyecta para los próximos meses.

Comentá la nota