Capitalizaron Viviendas Rionegrinas

VIEDMA (AV).- La intención de capitalizar la sociedad estatal Viviendas Rionegrinas quedó firme ayer al difundirse los términos de la ley 4477. El patrimonio asciende ahora a 20 millones de pesos.
La nueva entidad deberá otorgar el 90 por ciento de la cartera de préstamos para promover la edificación, ampliación y mejora de la vivienda, facilitar el acceso a préstamos individuales, incrementar las acciones de orientación técnica a los prestatarios, impulsar el aprovechamiento de recursos disponibles y otorgar préstamos en materiales de construcciones a obras de infraestructura.

La empresa estatal fue reforzada en esa cifra con el propósito de continuar otorgando créditos en materiales para la construcción o ampliación de viviendas.

La posibilidad surgió luego de que fue aprobado por la Legislatura un proyecto de ley buscando incrementar el patrimonio aumentando así el número de soluciones habitacionales.

Desde 2003 en adelante se otorgaron un total de 9.820 créditos individuales, alcanzando a una inversión 42 millones de pesos, lo que da un promedio de 4.367 pesos por crédito, con un máximo de 8.000 pesos.

Con la nueva propuesta se podrán sumar, según proyecciones oficiales, 4.500 soluciones habitacionales por casi 70 millones. A partir del recupero y reinversión de esos fondos, Viviendas estaría en condiciones de ofrecer más de 1.200 créditos anuales, que irán creciendo con el paso del tiempo y que se sumarán a los que otorga en su desempeño habitual.

Los nuevos créditos se otorgarán con un plazo que se fijará en función del monto y la capacidad de pago del beneficiario. Un plazo máximo de cuatro años es considerado suficiente aunque las condiciones del mercado pueden modificarse.

Los montos de los créditos ofrecidos deben permitir la ejecución de por lo menos un módulo de construcción, como una cocina o un baño o un dormitorio. Se estima en 5.000 pesos por crédito. La tasa de interés será sustancialmente inferior a las de mercado para los créditos con destino y plazo similar, tomando como referencia la cartelera del BNA, propendiendo a tasas que superen levemente los incrementos de precios de los materiales.

Comentá la nota