Capitalinas Ardientes

El joven concejal por el PJ en Rawson, Darío Moraga, asumió su banca fuertemente distanciado del Ejecutivo Municipal y también del presidente del Concejo, Gabriel Berra, dicen en el peronismo de la capital del Chubut, que sigue atentamente esta historia.
Es que con la asunción de Moraga, que reemplazó en esa banca a Natalia Ojeda, una abogada que pasó a revistar en el Gabinete Municipal, las relaciones de fuerza podrían cambiar en la bancada oficialista, al punto tal de amenazar la estabilidad de Berra en la presidencia del cuerpo, adelantan esas versiones.

Los que más saben del asunto, recuerdan que Moraga fue despedido de malas maneras del Municipio y a ese dato le suman el detalle de la ausencia de todos los funcionarios municipales de primer nivel, que hicieron un vacío "imposible de llenar" en el acto de asunción del flamante edil, que habría prometido una revancha más o menos cercana ante estos desplantes.

UN ASADO CHAMUSCADO

El subsecretario de Seguridad de Rawson, Adrián Awstin, despliega sus primeras herramientas para colocarse en la fila de precandidatos a la intendencia en el próximo turno electoral.

Por eso el hombre, precavido, organizó un folklórico asado de campaña para esta semana, con el que se supone podría demostrar su capacidad de convocatoria.

Con lo que no contaba, parece, era con la intervención directa que tomó el intendente, Adrián López.

"Vos encargate de organizar las mesas y traer las ensaladas, de la carne y de los invitados me ocupo yo, porque van a venir funcionarios de primer nivel del Gobierno", cuentan que le pidió y/u ordenó el jefe comunal a su subordinado.

"Le cortaron las piernas", se acongojan -o no tanto-, en el PJ capitalino.

Comentá la nota