Capitales chinos se volcarían a la producción de urea descartando el metanol

Lo sostuvo el empresario Fernando Lin, titular de Tierra del Fuego Energía y Química (TDFEyQ), ratificando que se proyecta invertir alrededor de 600 millones de dólares en la producción de urea.
En declaraciones al portal de internet del diario porteño Perfil, el empresario Fernando Lin, representante de la firma «Tierra del Fuego Energía y Química (TDFEyQ)», ratificó que el gigante asiático proyecta invertir alrededor de 600 millones de dólares en Tierra del Fuego, para la instalación de una planta de producción de urea.

De este modo, Lin hizo pública la intención de la firma de no volcar esos recursos a la producción de metanol, ante la falta de certezas sobre la vigencia del convenio rubricado con la gestión de Fabiana Ríos, y que fuera declarado inconstitucional por el Superior Tribunal de Justicia en 2009.

De acuerdo a perfil.com, el presidente de Tierra del Fuego Energía y Química volvió a ratificar que la empresa de capitales chinos realizará en Tierra del Fuego una inversión de USD 600 millones para la instalación de una planta de urea.

Lamento por Cristina

Consultado por el suspendido viaje oficial de la presidenta Cristina Fernández a China, donde estaban previstas más de un centenar de mesas de negocios, Lin señaló que para el Gobierno chino resultaba «muy importante la visita presidencial», señalando que para ellos, la interna entre la Presidenta y el Vice no era una excusa para no viajar».

Lin, asesor del empresario Franco Macri, aseguró que China Shaanxi Chemical Corporation -una de las compañías que integran el pool inversor de TDFEyQ- tenía proyectado realizar esta semana con la presidenta Cristina Kirchner en China realizar el anuncio de la inversión en Tierra del Fuego.

Pese a ello, el titular de TDFEyQ confirmó que el proyecto chino de la planta de urea en la Provincia continúa vigente. «Tenemos setenta hectáreas compradas y la aprobación de Medio Ambiente».

El empresario informó que durante la construcción se emplearán entre 300 y 800 personas, durante 18 a 24 meses. La operación de la planta creará unos 450 empleos directos. La inversión de capitales chinos aprovechará la abundancia de gas en la provincia.

Comentá la nota