La Capital, la zona más afectada

En San Miguel de Tucumán hubo que evacuar a vecinos del barrio Alejandro Heredia, según lo admitió el director de Defensa Civil Municipal. No ocurrió lo mismo en el Interior donde a pesar de la lluvia
La tormenta que se desató ayer a la mañana provocó anegamientos en toda la provincia. Funcionarios de defensa civil y bomberos coincidieron en afirmar que el temporal no fue tan fuerte y que no hubo viento, por lo que los daños no fueron tan graves como en ocasiones anteriores. Sin embargo, el agua entró en las casas y en la Capital fue necesario evacuar a algunas familias.

El director de Defensa Civil de la Capital, Oscar Alberto Terraza, informó que hubo 174 evacuados del barrio Alejandro Heredia. Las familias afectadas por el temporal fueron trasladadas, a partir de las 11.00 de ayer, a la escuela Monteagudo, donde recibieron asistencia. "Se les proveyó de colchones, ropa seca y alimentos", expresó Terraza. También se realizaron relevamientos en los barrios cercanos a los canales Norte y Sur para verificar las consecuencias del temporal.

Según relató el funcionario, en algunas zonas el agua llegaba hasta la cintura del personal de Defensa Civil al momento de realizar los operativos. "Durante la mañana (de ayer) cayeron 220 milímetros", dijo Terraza. "Desde hace semanas que la repartición se encuentra en alerta permanente", agregó.

Por su parte, el director de Defensa Civil Provincial, Fernando Torres, contó que no fue necesario evacuar en el interior de la provincia. "Las zonas más afectadas por la tormenta fueron las localidades de La Invernada y La Florida, en la comuna rural de El Sacrificio. "A diferencia de tormentas anteriores, en ésta ocasión el problema no fue el viento, sino la caída de mucho agua. En Santa Ana llovieron 180 milímetros", afirmó Torres, quien dijo que, sin embargo, no hubo desbordes de canales importantes. Por otra parte, Torres recomendó a la población mantenerse informados por los medios sobre la situación climática. "Si pueden, ajusten los compromisos que tengan a excepción de que sea realmente necesario salir", agregó.

Según se informó desde Defensa Civil, en dos horas se registraron 50 milímetros de agua en las localidades de Concepción, Aguilares, Monteros y Alberdi.

El subjefe de Defensa Civil de Banda del Río Salí, Carlos Maldonado, indicó que en esa zona no fue necesario evacuar. "La tormenta fue bastante fuerte, pero no hubo viento y el agua se escurrió rápidamente gracias a que se habían realizado trabajos de canalización en forma anticipada", comentó. Según Maldonado, el agua ingresó en algunas casas, "pero no fueron más de cinco centímetros". "Hay escuelas disponibles para recibir a los posibles evacuados. Estamos preparados", aseguró Maldonado.

Bomberos

Ayer personal de bomberos de distintas zonas de la provincia se mantuvieron en alerta y realizaron tareas de prevención, aunque no recibieron denuncias, como en el caso de bomberos de la Capital y de Alderetes.

En Tafí Viejo tuvieron que asistir a una familia a la que le había ingresado agua al hogar y recibieron un llamado a causa de un poste de teléfono que se había caído.

Por su parte, el jefe de bomberos voluntarios de Lules, Juan Bertolini, contó que hubo árboles caídos en casas y en la vía pública. "También tuvimos dos voladuras de techos", añadió.

En Concepción realizaron relevamientos en algunos de los lugares más afectadas, como en las localidades de La Invernada y La Florida. Allí, se encontraron con unas 10 familias que, según relatos de los bomberos, no quisieron abandonar sus viviendas a pesar de que habían ingresado unos 30 centímetros de agua, que bajó aproximadamente a las 14.30 de ayer.

El presidente de la Asociación de Bomberos Voluntarios de Monteros, Hugo César Conegliano, dijo que allí tampoco se requirió de su trabajo. "Llovió copiosamente durante una o dos horas. No hubo inconvenientes más allá de los normales para toda ciudad, es decir, que las calles se llenaron de agua", expresó.

Pronóstico

Ayer por la tarde, el Servicio Meteorológico Nacional emitió un informe según el cual se estableció el cese del alerta meteorológico para la provincia de Tucumán, el oeste de Santiago del Estero, este y centro de Catamarca, este y centro de Jujuy y este y centro de la provincia de Salta. El informe establece que si bien todavía podrán producirse en algunas áreas lluvias y tormentas, estas no serán fuertes. Según el sitio web del Servicio Meteorológico Nacional, para hoy se espera nubosidad variable y hay probabilidad de lluvias y tormentas aisladas y vientos leves del sector este. Están pronosticadas más precipitaciones para el resto de la semana y el tiempo comenzaría a mejorar el domingo.

Comentá la nota