Capital votará el 13-S a su jefe comunal pero no habrá reforma

Capital votará el 13-S a su jefe comunal pero no habrá reforma
La aprobación salió por unanimidad. En tanto los números no dieron para que se declare la necesidad de Reformar la Carta Orgánica.
El Concejo Deliberante determinó ayer que los capitalinos irán a las urnas el 13 de septiembre (13-S) para elegir al nuevo jefe comunal y a ocho legisladores municipales, en concomitancia con los comicios que definirán en la provincia al mandatario provincial que timoneará los destinos de Corrientes por los próximos cuatro años.

No obstante la falta de consenso entre los ediles, no permitió que se declare la necesidad de reforma de la Carta Orgánica municipal, hecho que sigue dilatando una cuestión obligatoria. El proyecto para declarar la reforma, tenía despacho favorable para ser aprobado en la sesión realizada anoche, pero la falta de números a la hora de la votación hizo que el proyecto naufragará y quedará en nada. La aprobación necesitaba 10 voluntades, cantidad de votos que no se lograron por la actitud tozuda de la oposición, que con pocos argumentos se cerraron en sus seis voluntades, sin la darle los dos votos que se necesitaba el oficialismo.

El debate se volvió por momento un "diálogo de sordos", que dejaba al descubierto las peleas entre sectores en pugna que no benefician a nadie. El oficialismo puso ímpetu en que declarar la reforma era parte de la responsabilidad política de los que representan a la capital en el deliberante, como también con cumplir normas y leyes que estipula la carta orgánica y la Constitución provincial reformada en el 2007.

Por otro la oposición planteo que no el momento políticamente oportuno para llevar adelante esta labor teniendo en cuenta los convulsionados tiempos que por lo general imperan durante los años electorales. "Vivimos tiempos electorales, con todos los inconvenientes que ello conlleva. Donde se priorizan otros intereses y esto impedirá el espíritu de paz y tranquilidad que se necesitan para realizar la reforma", dijo Juan José López Desimoni para justificar los motivos por los cuales el Frente de Todos se opondría al proyecto.

Carlos Alonso se refirió a la necesidad que existía de darle un nuevo contexto al manual que rige las normas en la capital, teniendo en cuenta los cambios que se produjeron en la sociedad durante los últimos años que la convirtieron en una normativa vetusta.

"¿Me pregunto si alguna de las reformas se hicieron en otro momento que no sea junto a una elección provincial o nacional? Es más por lo que tengo entendido la actual carta orgánica establece que la elección de convencionales constituyentes se deben realizar con alguno de estos comicios. Por lo que no entiendo el motivo por el cual no debería realizarse en este momento", dijo Alonso.

La concejal justicialista Miriam Coronel, convencional constituyente con mandato cumplido, fue clara para echar por tierra la hipótesis de la oposición al decir que "no existen los momento tranquilos en política y menos cuando se trata de ponerse de acuerdo fuerzas con ideas diferentes. La propia convención reformadora del 2007 tuvo momentos de mucha tensión y sin embargo se llevó a acabo las modificaciones que se necesitaban. Hay que dejar de lado las pequeñeces políticas", expresó.

Alfredo Vallejos del Frente de Todos, fue el otro orador que tuvo la sesión que reforzó la idea emanada por su López Desimoni. "Hay una realidad clara y objetiva aquí y ella es que no hay consenso. Desde el año pasado la conformación del cuerpo es la misma. En ningún momento, aquí se buscó el acompañamiento de nuestro bloque que tiene 6 ediles. No queremos que una acción tan importante salga a las apuradas como se pretende aquí, cuando hace un año los plazos están vencidos", indicó Vallejos.

Por su parte el presidente de la bancada radical Gustavo Valdés uno de los autores del proyecto se quejó de una actitud obstruccionista por parte de la oposición.

"Voy a desnudar una confidencia. Hasta la reunión de Comisión que tuvimos ayer (por el miércoles) en Legislación, dos concejaledel Frente de Todos, estaban de acuerdo en los puntos que se exponían e iban a acompañar. Es decir que se dice una cosa y después se hace lo contrario. No pueden decir que no se trato de llegar al consenso', expresó Valdés que fue uno de los que instó a los concejales que se cumplan con el deber de ciudadanos, de representantes del pueblo y que tengan responsabilidad política.

Comentá la nota