Capital suavizó las tasas por publicidad y sentó precedente.

No se cobrará por la cartelería interior, a ambulancias, firmas de seguridad ni a quienes facturen menos de $150.000 anuales.
Frente al insistente reclamo empresario contra las polémicas tasas por publicidad que cobran algunos de los municipios de Mendoza, el intendente de la Capital, Víctor Fayad, salió ayer a suavizar las condiciones de esta contribución, generando un precedente que puede extenderse al resto de las comunas que buscan por esta vía una salida para engordar sus alicaídas arcas.

"No está en nuestro espíritu profundizar la crisis sino todo lo contrario. Esta tasa por publicidad no se cobra en los interiores de los locales comerciales, tampoco será cobrado a las firmas que tenga una facturación anual menor a los $ 150.000. Ni incluiremos en el cobro de esta tasa a todas las firmas que deben movilizar sus utilitarios portando una identificación por ley, por ejemplo empresas de emergencia o de seguridad", puntualizó Fayad.

El intendente rápidamente aclaró que estaba en el espíritu del municipio solucionar cualquier inconveniente de sobre cobro del canon así como también dialogar con cada empresa para negociar su deuda vía moratoria y en plazos a modo de cuotas.

La aclaración de Fayad, de rectificar deudas mal calculadas no fue un detalle al margen, ya que algunos de los reclamos empresarios por el cobro de la tarifa por publicidad sumaban varios ceros en sus cuentas.

Por cierto en la reunión algunos empresarios mostraron sus casos, como una firma de camiones que debe pagar un millón de pesos. También expusieron sus casos algunas fábricas de helados, proveedores de carteles publicitarios y soderías con deudas que van de los $ 100.000 a los $ 500.000.

El intendente Fayad aclaró que en algunos casos y si existieran errores en el cálculo del canon será arreglado por vía administrativa desde el municipio. "No queremos usar la vía judicial, ni mucho menos embargar a las empresas", aclaró Fayad.

El primero en imponer esta tasa a los comercios fue San Martín; luego se sumaron General Alvear, Maipú, Godoy Cruz, Guaymallén, Luján, Ciudad, Las Heras y, aún sin confirmar, San Rafael. En total y según cálculos de la Federación Económica de Mendoza (FEM), serían más de 5.000 negocios en esos departamentos los afectados por el canon de publicidad.

En algunos casos como en Guaymallén y San Martín los municipios han realizado embargos a las empresas y los conflictos ya recorren la vía judicial.

En el caso de Capital, existen 3.500 negocios que ya pagan el derecho por publicidad. Según Alejandro Gallego, titular de Hacienda del municipio, las inspecciones realizadas por la empresa Recaudo Nic (ser tercerizó el servicio), se centra en la "determinación de elementos publicitarios no declarados".

De modo que con sus cámaras de fotos e información sobre el domicilio de las empresas en cuestión, Recaudo Nic contabilizó y determinó infracciones en unos 500 negocios. "Muchos ya se han resuelto y tenemos apenas unos 150 que lo estamos solucionando vía administrativa", dijo Gallego.

Con este precedente, para los empresarios sus reclamos apenas empiezan, ya que planean mantener reuniones con los intendentes de San Martín, Guaymallén, Maipú, Las Heras y Godoy Cruz.

"Nuestra aspiración es que se establezca por ley provincial un criterio uniforme para la cobranza del canon por publicidad sea igual en todos los municipios. Hoy existe una gran dispersión en cuanto a las tarifas y lo que se cobra por publicidad desde los municipios. Tenemos diferencias muy grandes entre ciertas intendencias que cobran estas tasas con retroactividad de 6 años mientras que otras es de 3 años. Lo mismo en cuanto a los ítems que se cobran. Es importante para nosotros como empresarios tener un mismo criterio y marco jurídico para ser más eficientes en nuestros costos y cargas tributarias", apuntó Adolfo Trípodi, de la FEM.

Comentá la nota