Capital: rige el scoring y se pueden chequear los puntos en Internet

En la Web figura el puntaje y las veces que cada conductor llega a cero unidades. El descuento se hace efectivo cuando un controlador de faltas confirma la multa.
Una mujer de 48 años estrenó el scoring, el sistema que castiga las infracciones de tránsito con la quita de puntos del registro, y que comenzó a regir desde la hora 0 de ayer. A bordo de un Renault Sandero, la conductora fue detenida pasada las dos de la mañana en la esquina de Cabildo y Juramento. Y su control de alcoholemia dio positivo: 0,61 de alcohol en sangre, cuando el límite permitido para los conductores de autos particulares es de 0,5. Con un registro radicado en Capital, se convirtió en la primera persona a la que se le descontarán 10 puntos de los 20 que se le otorgó a todos los conductores con registros radicados en la Ciudad (Ver Pocas multas en la noche...).

Desde ayer todos los conductores -1.300.000 con licencias emitidas en Capital- poseen 20 puntos en sus registros. Y la información ya se puede consultar en Internet (ver Paso a paso). En la página oficial del Gobierno porteño hay otros servicios para aquellas personas con registro en Capital: se puede pedir turnos para renovar la licencia de conducir o para pagar las multas, y también se puede consultar las infracciones.

Con el sistema de scoring, en la medida que se vayan cometiendo infracciones comenzará la quita de puntos. Pero esto llevará su tiempo. Es que primero los tres organismos habilitados para labrar multas en la Ciudad -Cuerpo de Agentes de Tránsito, Policía Federal y Prefectura- tienen que derivar las multas a la Dirección de Infracciones. Una vez allí, las multas son asignadas a diferentes controladores, quien son los encargados de citar a los infractores. Cuando se está frente al controlador, la multa quedará confirmada o podrá ser apelada y perdonada. Recién después de esta instancia se hace efectiva, si cabe, la quita de los puntos. El infractor que no se presente a la audiencia perderá automáticamente los puntos.

Cuando el conductor llegue a cero puntos por primera vez, se le retirará la licencia por 60 días, a menos que haga un curso de educación vial, que le sumará 4 puntos. Hasta ahora hay cuatro organismos habilitados para dar los cursos: Sindicato de Peones de Taxis, UTA, Asociación Civil Creando Conciencia Urbana y la Asociación Propietarios de Omnibus escolares, Turismo y afines. La segunda vez que llegue a cero, el conductor tendrá que hacer el curso obligatoriamente y se le quitará la licencia por 180 días. La tercera se la sacarán por tres años y de la cuarta en adelante, por cinco.

Excepcionalmente, a todos los conductores se les volverá a asignar 20 puntos el 1° de enero de 2010. Luego, los 20 puntos se otorgarán cada dos años.

Para poder aplicar el descuento de puntos, los conductores deben ser debidamente identificados. En el caso de los puestos de alcoholemia, los controles se simplifican. Pero para las otras faltas, como el exceso de velocidad o la violación de la luz roja, el Ministerio de Justicia y Seguridad porteño diagramó un sistema de postas con dos grupos de Agentes de Tránsito que se espaciarán unos 150 metros entre uno y otro para detener a los infractores. Estos controles comenzarán a funcionar el lunes.

Una de las infracciones más recurrentes no estará contemplada en la quita de puntos: el mal estacionamiento. Hasta mediados de diciembre se habían cometido 2.665.051 infracciones en toda la Ciudad; 1.482.337 fueron por estacionar mal. Otras de las infracciones que no estarán contempladas son: no respetar la prioridad de paso en las bocacalles, circular marcha atrás y no darle prioridad al peatón. Estas recién se sancionarán desde el año que viene.

Y para los que no pierdan puntos habrá un beneficio: porque cuando les toque el turno de renovar la licencia no tendrán que pagar el trámite.

Comentá la nota