En Capital quieren hacer la tercera feria de artesanos

Será en el frente del Centro Estación San Martín. Los expositores deberán estar inscriptos en un registro municipal para vender en el nuevo espacio.
A la tradicional Feria de Las Pulgas, ubicada frente al Parque de Mayo, y al paseo de artesanos que hay en la vereda del Correo Argentino, por calle Tucumán, ahora quieren agregar una tercera feria artesanal. El proyecto está en manos de Cultura de la Municipalidad de la Capital y el lugar ya está definido: en el ex estacionamiento del Centro Cultural San Martín, en Mitre y España.

Así lo reveló la directora de Cultura del municipio, Laura Valenzuela, quien comentó que "la intención es que allí confluyan desde música hasta artesanías durante los fines de semana, de viernes a domingo. Queremos generar una fusión interesante".

Para cumplir con este objetivo, se dio el primer paso ya que se prohibió el estacionamiento en ese espacio. "Es necesario que la gente comience a visualizarlo de otra manera", dijo la funcionaria. Lo que sigue es acondicionarlo para brindar las comodidades necesarias al público. Para eso montarán stands para los expositores y un escenario para la actuación de grupos musicales y de teatro.

Más allá de la infraestructura, lo que falta acordar es la forma en la que funcionará. "Estamos tratando de coordinar en qué horarios permanecerá abierto, sobre todo porque el verano sanjuanino es muy riguroso y al tratarse de un paseo al aire libre tenemos que pensar en las contingencias climáticas", comentó.

Un desafío extra es el que se refiere a quiénes podrán ser de la partida en esta nueva movida cultural. Y es que en la sesión del jueves último del Concejo Deliberante, se aprobó la creación de un registro municipal de artesanos. Esta iniciativa se inscribe en el marco de la adhesión a la Ley Provincial de Artesanías, que rige desde 1999.

Según detalló Valenzuela, aún no se manejan tiempos exactos, pero se comenzará por convocar a representantes de talleres comunitarios, asociaciones de artesanos y otros sectores interesados para consensuar las diferentes categorías que conformarán el registro. Este será un trabajo paulatino en el que se diferenciarán artesanías manuales urbanas, populares y aquellas que fusionan diferentes estilos.

Una vez finalizada esta etapa, se convocará a los artesanos para que se inscriban en el Centro Cultural San Martín y en el edificio municipal. Así, obtendrán una credencial que les permitirá vender sus productos en los espacios públicos habilitados para ese fin. Quienes no podrán obtenerla son aquellos revendedores de productos artesanales o de mercaderías como juguetes, libros o CD. "Queremos demarcar una línea en la que confluyan distintas expresiones originales. Se trata de proteger a quienes hacen obras auténticas, no copias, y por ello, a través de la credencial podemos certificar la calidad de sus piezas. Será un aval para ellos", afirmó Valenzuela.

Comentá la nota