"La Capital se queda con la mitad de la torta de los recursos para pagar salarios"

| Jaldo destacó que el PE le da a la administración amayista una "participación mayorítaria".
En el Poder Ejecutivo provincial reconocen que la Municipalidad de la capital es la que menos ha visto incrementados sus recursos en la asistencia financiera anual que la Casa de Gobierno acuerda con las intendencias para el pago de los salarios de los estatales. Sin embargo, sostienen que, más allá de lo que arroja el comparativo entre el decreto de 2009 y el de este año, San Miguel Tucumán sigue siendo la administración privilegiada del Gobierno de José Alperovich.

"La Capital se que con la mitad de la torta total de recursos para el pago de planillas salariales", subraya el ministro del Interior, Osvaldo Jaldo, ante la consulta de LA GACETA por la diferencia entre el incremento de recursos para los municipios del interior y el caso de la administración que conduce Domingo Amaya. En efecto, los $ 323,8 millones que le fueron asignados por el "Pacto Social" representan el 48,9% de los $ 662.7 millones asignados a los 13 distritos que refrendarán el acuerdo. Los otros 12 son Banda del Río Salí, Yerba Buena, Aguilares, Tafí Viejo, San Isidro de Lules, Concepción, Monteros, Famaillá, Alderetes, Bella Vista, Alberdi y Tafí del Valle.

"Esa situación ha sido mantenida por el gobernador (José Alperovich)", especificó el funcionario.

"También (el mandatario) dispuso que la Capital siga teniendo una participación mayoritaria en Fondo Fiduciario para Obras", agregó Jaldo. En este "Pacto de Obras", a San Miguel de Tucumán le tocan $ 62,4 millones, que equivalen al 34% de los $ 183,6 millones que se prevén distribuir entre 18 municipios. A los mencionados se suman, en este caso, Las Talitas, Simoca, Graneros, Trancas y Burruyacu.

Sólo La Cocha se mantiene al margen de ambos convenios.

"El gobernador irá asistiendo con recursos del Fondo Fiduciario para Obras las necesidades de la municipalidad capitalina en materia salarial", anticipó el ministro.

Tal como se informó, el DNU 1/3 prevé que los intendentes puedan reasignar recursos del "Pacto de Obras" al "Pacto Social" a fin de atender recomposiciones salariales de los empleados municipales.

Jaldo volvió a hacer hincapié en que el "Pacto Social" de 2009, originalmente pautado en $ 566,2 millones terminó ejecutando $ 628 millones, a raíz de las subas salariales que se dieron durante el año. Y remarcó que, por ello, los $ 662,7 millones previstos para este año representan un incremento de sólo el 5,5%. "Es austero", insistió.

"Y como prevemos que este será un año mejor que el anterior, la suba de la coparticipación para municipios, y la del Fondo de Desarrollo del Interior, probablemente absorban ese aumento", auguró.

Comentá la nota