Un capital de 120 mil millones de pesos

Un capital de 120 mil millones de pesos
El Fondo de Garantía de Sustentabilidad asciende a esa suma y registró una variación positiva de 22,3 por ciento en lo que va del año. El titular de la Anses, Diego Bossio, explicó que ese dinero tiene el objetivo de generar un círculo virtuoso de inversión.
En una presentación ante la Comisión Bicameral de control de los fondos de la seguridad social, el titular de la Anses, Diego Bossio, defendió la gestión del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS), que al 12 de agosto asciende a más de 120 mil millones de pesos. La variación de valor del FGS (que acumula los activos de las ex AFJP) es de 22,3 por ciento frente a diciembre. También manifestó que desde la Anses están trabajando para contribuir a la creación del Banco de Desarrollo, una prioridad para la cartera que encabeza Amado Boudou. Desde la oposición plantearon críticas en torno del criterio que se usa para evaluar las inversiones, el acceso a la información y la relación entre el FGS y el Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), que se encarga de pagar y actualizar las jubilaciones. Más allá de las fuertes declaraciones previas, el encuentro transcurrió en un clima relativamente distendido.

Bossio indicó que la normativa que controla el accionar del FGS es similar a la que se aplicaba sobre las AFJP y es más exigente que la que el BCRA tiene para las entidades financieras. Además, explicó el criterio para evaluar la rentabilidad. "No sólo consideramos los riesgos en el sentido de los manuales, sino que además consideramos la rentabilidad social", remarcó. Bossio explicó que a la tasa de mercado se le suma la rentabilidad que calculan una veintena de profesores de la UBA, para lo cual tienen en cuenta el impacto en el empleo, ingresos, recaudación, entre otras variables. Al respecto, el diputado del PRO Julián Obiglio indagó sobre qué método utilizan los académicos, ante lo cual el presidente de la comisión, Eric Calcagno, prometió invitar a los profesores a la próxima reunión.

La cartera del FGS se compone mayormente por títulos públicos (53,2), acciones (12,7), depósitos a plazo fijo no direccionados (7,3) proyectos productivos o de infraestructura (5,7). Bossio defendió la inversión en bonos públicos. "En la medida en que la Anses coordina acciones con el Tesoro, esto se evidencia en las condiciones de mercado", indicó. Para Bossio, la mejora en el perfil de vencimientos –por canje de títulos por parte de la Anses– hace disminuir el riesgo país (porque cae la posibilidad de default), lo que hace retroceder la tasa de interés doméstica. Para el funcionario se estimula así el crédito a privados, sube la cotización de los bonos públicos y de los papeles locales y todo ello repercute positivamente en el precio de los activos sobre los cuales el FGS invirtió. Ese fondo creció 22,3 por ciento en lo que va del año y desde abril lo hizo en 17,8 por ciento. El alza no se debe a nuevos fondos, sino a un incremento en los precios de los activos. En agosto el FGS asciende a más de 120 mil millones de pesos.

"Hay que asimilar el cambio de régimen, donde el stock –los activos del FGS– tienen el objetivo de generar un círculo virtuoso de inversión, empleo, contribuciones y recaudación, mientras que el flujo –los aportes de los trabajadores y empresarios– se ocupa de abonar los haberes", indicó Bossio. "Los incrementos en las jubilaciones no dependen de la evolución del Fondo, sino que existe un mecanismo puntual para eso: la ley de movilidad", agregó. Para Bossio, es fundamental distinguir entre el modelo anterior (cuentas individuales) y éste, en el cual los aportes de los trabajadores actuales financian a los jubilados y el FGS cumple una función dinamizadora.

Sin embargo, la oposición disintió sobre el planteo de Bossio acerca de la relación entre el Fondo y el sistema que paga las jubilaciones. "No creo que deba haber una disociación entre el FGS y el pago de haberes, por el contrario, el FGS podría aportar a una mejora", indicó la diputada de la Coalición Cívica, Fernanda Reyes. En una línea similar se expresó María América González (SI). A la vez, Gerardo Morales (UCR) reclamó "un mecanismo de información permanente" y que la oposición pueda participar del Consejo del FGS (integrado por representantes sindicales, empresarios y por parte de los jubilados). El jujeño también pidió un informe sobre las inversiones en período de campaña.

El titular de la Anses destacó especialmente el incremento del financiamiento productivo (incluido el Banco Hipotecario) y adelantó que están trabajando fuertemente para la creación del Banco de Desarrollo. Además, remarcó la repatriación de capitales invertidos en el exterior. "Se desarmaron posiciones por 1240 millones de pesos, sobre un total actual de 5957 millones", manifestó. También destacó que desde el cambio de sistema previsional la colocación de plazos fijos "se amplió de un promedio de 99 días –con las AFJP– a un promedio de 319 días, lo que permite estimular el crédito privado".

Comentá la nota