Capital: la Justicia autorizó la vuelta de los artesanos a los puestos que ocupaban

El juez civil Ricardo Mirábile ejecutó la sentencia y anuló el desalojo efectuado en marzo pasado. Los artesanos podrán así retornar a Garibaldi y Plaza España, si es necesario, con el apoyo de la fuerza pública. Al intendente Víctor Fayad no le quedará otra que esperar el fallo de la Suprema Corte, que podría tardar un año en resolver el litigio.
La Justicia dio un significativo aval a los artesanos para que vuelvan a ocupar sus puestos en calle Garibaldi y Plaza España, al dar lugar al amparo que solicitaron y hacer efectiva la sentencia que anula el desalojo efectuado en marzo por la gestión de Víctor Fayad.

El titular del 16º Juzgado Civil, Ricardo Mirábile, anuló el desalojo ocurrido el 13 de marzo y señaló que la Capital tiene la obligación de permitir la reinstalación de los artesanos en las anteriores condiciones y en los mismos lugares”, explicó la abogada que patrocinó a los demandantes, Angélica Escayola de Guevara.

De esta manera, ejecutó la sentencia dictada el 29 de setiembre pasado y esta tarde, antes que la lluvia cayera sobre la ciudad, los puestos volvieron a instalarse con la presencia de un oficial de justicia.

El magistrado resolvió que, en el caso de ser necesario, los artesanos cuenten con el apoyo de la fuerza pública para reinstalarse.

“Después del decreto 1149 que sacó Fayad, donde nos decía que nos iba a desalojar con el uso de la fuerza pública y que no nos instaláramos, pedimos a la Justicia que hiciera efectiva la sentencia”, explicó Nelly, coordinadora de los artesanos en Plaza España, comentando además que han pedido al juez Mirábile que hagan extensivo este fallo a los artesanos que no firmaron originalmente la demanda judicial.

Desde la municipalidad, voceros de Fayad indicaron que por el momento no ha llegado la notificación de Mirábile, que respetarán el fallo y continuarán con los procedimientos legales correspondiente.

Con este fallo, la Justicia da la espalda a Víctor Fayad en su afán de reordenar el espacio público –cosa que ya había dado un paso atrás con los vendedores ambulantes de General Paz ante la falta de apoyo del Gobierno provincial-, y tendrá que esperar la sentencia de la Suprema Corte, que tardaría un año, para resolver finalmente este litigio.

Comentá la nota