La capital apuesta a una economía democrática y participativa en 2011

La gestión de "Camau" Espínola presentó mecanismos para que los vecinos establezcan las prioridades de inversiones en cada barrio. Buscan fomentar la participación ciudadana en el diseño de las políticas económicas. Será la única ciudad del NEA que los aplicará.
Ayer por la mañana la Municipalidad de la Ciudad de Corrientes presentó la flamante Subsecretaría de Descentralización y Participación Ciudadana; la Dirección General de Presupuesto Participativo; la Dirección General de Comisiones Vecinales y la Dirección General de Delegaciones Municipales. Fueron creadas por la nueva estructura orgánica que el Consejo Deliberante le aprobó a la administración del intendente Carlos Mauricio Espínola en diciembre pasado.

Estas oficinas estatales serán las encargadas de mantener el contacto directo con las organizaciones sociales, vecinales, grupos de fe, cultura, deportivos y todos los que aglutine a los diferentes sectores de la sociedad que quieran trabajar de manera mancomunada con el Municipio. Luego del trabajo de campo se incluirán cláusulas prioritarias en el presupuesto general de cada año, para la inversión en obras públicas; de acuerdo a las necesidades y las propuestas de los vecinos de cada barrio. A través de este proceso, el Municipio declara "de carácter participativo del presupuesto anual" de gastos y recursos, aunque en un determinado porcentaje o área que las autoridades acuerden.

De esta manera, Corrientes estará entre las once ciudades del país que lo implementan, como Rosario y Rafaela en Santa fe; y pasará a formar parte de la Red Nacional de Presupuesto Participativo. Un mecanismo mucho más desarrollado en Brasil y en otros países europeos. Es un excelente instrumento de participación ciudadana y de apertura del Estado. Genera espacios para que los vecinos aporten ideas para el diseño de las políticas de inversión que deberá respetar la administración municipal.

"Demostramos así que esto no fue sólo un anuncio de campaña. Ahora es decisión política que se concretará en las asambleas de los barrios y el debate de las prioridades que tiene cada zona", dijo la flamante directora general de Presupuesto Participativo, Sonia López. Durante su campaña y en su discurso de asunción, "Camau" Espínola dijo: "Gestionaremos con cuentas claras y vamos a promover un presupuesto participativo para que sean los vecinos quienes discutan y decidan las prioridades y los problemas más urgentes que el gobierno debe atender en cada barrio. Desarrollaremos mecanismos que permitan el seguimiento de la comunidad y los organismos de fiscalización sobre la ejecución presupuestaria acorde con el espíritu de la ley de acceso público a la información".

Según Sonia López, el Presupuesto Participativo "no es sólo una herramienta institucional de participación presupuestaria", sino que se trata de un proceso social de involucramiento del vecino en las políticas de Estado "que debe tomar en sus manos". Por su parte, la nueva subsecretaria de Descentralización y Participación Ciudadana, Alicia Meixner, señaló que con este proceso "lo que el vecino resuelve será vinculante, ya que al declarar la participación presupuestaria sobre una porción del Presupuesto anual que debe hacerse por Ordenanza, se está delegando en el vecino la facultad de resolver qué hacer con esa porción de la torta presupuestaria que se participa".

Los funcionarios municipales reconocen que será "un gran desafío y una tarea titánica", ya que un buen tiempo de implementación hasta que se solidifiquen los mecanismos de participación.

"La Municipalidad se dedicará a atender a la gente carenciada y que en otros momentos fueron apartados de la solución de problemas", dijo el secretario General y de Gobierno, Pedro Lugo. Según el secretario de Salud y Medio Ambiente, Carlos Frette, el proyecto "tiende a escuchar la voz de la comunidad" para que comente "sus necesidades y proponga las soluciones" al mismo tiempo. Es decir que, a partir del 2011, entre el Estado municipal y los vecinos, decidirán cómo y en qué utilizar una parte de los fondos, de acuerdo a las necesidades más urgentes de cada uno de los barrios de Capital.

Es un proyecto único en el NEA

La directora de la cartera de Presupuesto Participativo, Sonia López, dijo a "época" que Corrientes "será la primera ciudad en el NEA en implementar este tipo de mecanismo". También que "a partir de marzo o abril" comenzarán a realizar asambleas barriales "donde se van a discutir las necesidades, los problemas, y se van a elegir los consejeros de cada barrio" para comenzar a implementar el proyecto. "Le dijimos a los vecinos que juntos íbamos a resolver los problemas de la ciudad, y lo empezamos a hacer", señaló.

López considera que el Presupuesto Participativo "es una oportunidad de participación que los vecinos no deben perder" para involucrarse en las cuestiones de Estado. "Los vecinos deben apoderarse de esto que ahora les corresponde" indicó. " No fue sólo un discurso, sino que se trata de una decisión política de la gestión de "Camau" Espínola", agregó. Comentó que su dirección "está convocando a todos los vecinos para comenzar a establecer una relación institucional y comenzar a coordinar las actividades" para ir definiendo las prioridades de inversión en cada barrio, para incluirlos en el presupuesto 2011.

Ahora los vecinos podrán proponer

La Subsecretaría de Descentralización y Participación Ciudadana nucleará a su vez a otras tres direcciones: la Dirección General de Presupuesto Participativo, la Dirección General de Comisiones Vecinales y la Dirección General de Delegaciones Municipales. Estos organismos serán los encargados de decepcionar los reclamos, las necesidades y las propuestas de los ciudadanos de cada barrio.

Según la subsecretaria de Participación Ciudadana, Alicia Meixner, la idea central de la gestión del intendente "Camau" Espínola, justamente "es descentralizar todo lo que sea posible el Municipio, y facilitar a los vecinos un acceso más directo al Estado sin tener que soportar largos y tediosos procesos burocráticos", señaló a "época". Meixner indicó que "fue sorprendente ver que los vecinos tienen toda una estructura de participación, como comisiones barriales y otras organizaciones intermedias; pero que nunca antes fueron escuchadas" por el Municipio. "No estamos inventando nada nuevo, lo que sí estamos creando los canales necesarios para que ahora sí los vecinos puedan reclamar, proponer y hacerse oír", finalizó Meixner.

Comentá la nota