Caótico rechazo de remiseros a una posible modificación tarifaria

La convocatoria a una audiencia pública para regular la tarifa de remises y taxis desató ayer la reacción de los propietarios de agencias de remis y titulares de licencias individuales, que cortaron las dos principales avenidas de la ciudad para rechazar un eventual incremento en el costo de ese servicio.

Un centenar de vehículos bloqueó el paso sobre San Martín entre las dos peatonales y otro grupo interrumpió Belgrano y 25 de Mayo, lo que sumado a otras protestas convirtió el micro centro de la ciudad en un verdadero caos.

Poco antes de las 13 el presidente de la Autoridad Metropolitana de Transporte Emilio Tuñón accedió a hablar con los lideres de la protesta, agrupados en la Asociación de Trabajadores de Remises Salta que incluye a propietarios de agencias radicadas en los barrios y de ATRE (Asociación de Trabajadores de Remises de Salta Cámara de Agencias de Remis, y de otra entidad denominada CASAL. Las agencias más antiguas y que trabajan en la zona céntrica están agrupadas en la Cámara de Agencias de Remises de Salta y se pronunció anoche mediante un comunicado.

El encuentro se hizo a instancias de una mediación de autoridades policiales y se concretó alrededor de las 15,30 en la central de policía donde los remiseros fueron invitados a participar de la audiencia pública. Si embargo al terminar el encuentro, Mario Fucho dijo que " nos vamos con gusto a nada; quieren aumentar la tarifa de los remises, y nosotros trabajamos en los barrios".

Fucho, vocero del grupo rechazó cualquier intento de modificar el actual esquema tarifario y apuntó que " el presidente de la AMT no se explica cómo es posible que pagando servicios, base, empleados, tengamos precios inferiores al taxi y es porque trabajamos las 24 horas, pero no vemos taxis en el barro o la tierra".

Comentá la nota