Caos en Neuquén por cortes de ruta

Seis bloqueos complicaron al máximo el tránsito por caminos del interior provincial. Los reclamos son diversos y el gobierno de Sapag pudo desactivar cuatro protestas.
La tensión por los cortes de ruta se propaga a lo largo y ancho de Neuquén.

Los piquetes comienzan a ser moneda corriente en la provincia, que vivió ayer una jornada caótica para el tránsito, con seis bloqueos en diferentes puntos del interior.

A la dura protesta que se mantiene activa desde hace días sobre la Ruta Nacional 40, a la altura de Covunco, se sumaron ayer cortes en Picún Leufú, San Martín, Junín de los Andes y Centenario, donde hubo dos interrupciones.

Con distintos reclamos para atender, el gobierno provincial logró desactivar los bloqueos de la ruta 7, en Centenario-Cinco Saltos, San Martín y anoche cerca de las 23 levantaron el corte que había en Picún Leufú.

En Junín las comunidades mapuches amenazaban con extender los piquetes a todo el territorio y en Covunco aumentó el riesgo de enfrentamientos por el malhumor social contra los manifestantes.

Por su parte, en Picún Leufú los miembros de la comunidad educativa local, disgustados porque el gobernador Jorge Sapag no satisfizo sus reclamos cuando lo abordaron el lunes en el acto aniversario de Piedra de Aguila, optaron por cortar la Ruta 237.

La medida la implementaron a las 14.30 y anoche a última hora la levantaron. A esa hora, los manifestantes firmaron un acta acuerdo con la subsecretaria de Educación Patricia Ruiz.

El acuerdo logrado establece , entre otros temas, la continuidad del transporte y se garantizan las partidas para refrigerio y limpieza. A los 20 docentes que no estaban cobrando se les dio el alta en el sistema para que se concreten los pagos correspondientes. Otro punto logrado por los manifestantes fue el de las viandas para los 120 chicos que recorren 140 kilómetros para poder llegar hasta la escuela.

Las autoridades provinciales llegaron a la localidad cuando la medida estaba en pleno cumplimiento y los ánimos caldeados.

El corte provocó un sinnúmero de inconvenientes y los choferes de los colectivos de larga distancia y camioneros, ante la posibilidad de que dejaran pasar a algunos conductores o habilitaran el tránsito para rodados menores, reaccionaron con una actitud de fuerza: "pasan todos o no pasa a nadie".

"El gobernador primero nos pidió que lo dejáramos participar de los festejos de Piedra del Aguila y que luego nos atendería. Y cuando nos atendió se limitó a decirnos que la provincia no tiene plata. Nos largó duro. Por eso al regresar, en asamblea, se decidió cortar la ruta como medida extrema", comentó Pablo Suárez, secretario general de ATEN en la localidad.

El dirigente, como lo habían hecho docentes y padres el viernes pasado, informó que las carencias en los establecimientos son numerosas. "Van desde la falta de alimentos para dar los refrigerios a los chicos a la cobertura de cargos", señaló.

Sostuvo que el malestar de los padres y docentes se generó cuando tiempo atrás vinieron al CPE y se informaron de que el gobierno sólo incluyó para destinar a mantenimiento de las escuelas y atender el tipo que demandas que plantean, el 25% del monto que había solicitado el organismo.

"En diciembre pasado el gobernador prometió construir dos aulas en la escuela 349? hasta el momento no ha iniciado ningún trabajo", se aseguró.

Comentá la nota