Cae un 10% la cantidad de vehículos que pasan por el peaje de San Vicente

Ochenta mil son los camiones y automóviles que por mes atraviesan este sitio de cobro en la vecina localidad. Esta cifra se frena en la ciudad de Ceres. Es una de las trazas más usadas por los camioneros. La parte de Rafaela está refuncionalizada, en el resto de los sectores queda mucho por hacer.
Mucho se ha hablado sobre la Ruta Nacional 34 y su estratégica forma de comunicar a las provincias de Santa Fe, Santiago del Estero, Tucumán, Salta y Jujuy. Desde que nace en la Avenida de Circunvalación de Rosario hasta que culmina, en el límite con Bolivia, en la ciudad de Profesor Salvador Mazza, recorre 1.488 kilómetros totalmente pavimentados.

En Rafaela, su transformación fue notoria. En los últimos años la refuncionalización de los más de ocho mil metros le cambió la cara a esta traza que pasa por el medio de la ciudad. La convirtió en una calzada que tiene mayor seguridad para la transitabilidad vehicular y peatonal. La semaforización sincronizada será vital para minimizar el margen de accidentes.

En la provincia de Santa Fe existen dos estaciones de peaje sobre la ruta. Una ubicada en San Vicente y la otra en Ceres. En ambos casos la afluencia de rodados es constante. Es tan así que, en promedio, pasan cerca de tres mil rodados diarios por cada una de ellas.

Históricamente, la estación de San Vicente estaba por encima de la del Norte provincial en lo que respecta a tickets vendidos. Pero en lo que va de lo últimos doce meses la situación se revirtió. Ceres pasó a tener más afluencia vehicular.

La estación de San Vicente según pudo averiguar CASTELLANOS el sesenta y cinco por ciento de los rodados que pasan por la estación de San Vicente son autos, camionetas y utilitarios de eje simples. El treinta y cinco por ciento restante corresponde a camiones y micros de media y larga distancia.

En otras palabras, más de ochenta mil rodados se detienen mensualmente en este sector de la provincia que se encuentra más cercano a nuestra ciudad a pagar su pase por el peaje. De ellos, unos cincuenta y cinco mil son vehículos denominados de pequeño o de mediano porte. En tanto, cerca de veinticinco mil pertenecen a la categoría conocida como tránsito pesado.

Los encargados de atender estos puestos tienen que trabajar con una media de ciento dieciséis móviles por hora. Uno cada treinta segundo. En últimos días, el trabajo se vio incrementado por la carrera de Turismo de Carretera en Rafaela y por la fiesta de Cristo de Mailín, que se llevó a cabo este fin de semana en Santiago del Estero.

A todo esto debe sumarse que fue fin de semana largo y que algunas empresas de ómnibus agregan servicios especiales por la demanda de pasajes. "El aumento en estos días fue del veinte por ciento. Estos eventos hacen que pasen más vehículos. Pero el domingo por la tarde tuvimos más trabajo todavía ya que salió toda junta la gente que fue a ver el TC", explicaba uno de los responsables de los peajes de San Vicente.

Asimismo, decía que el año anterior "pasaban más vehículos que ahora. La crisis se siente para todos. Existen caminos alternativos para ir más al norte y no tener que usar este peaje. Por eso la disminución. Hoy el sector de Ceres esta un diez por ciento arriba de nosotros.

El importe de los peajes en San Vicente y en Ceres es exactamente igual. La categoría uno, la de autos y camionetas comunes, es de $2.50. En tanto que la siguiente, que es la que tiene a los vehículos chicos con trailers y camionetas medias con caja, accede a los $4,90. La categoría tres enmarca a los rodados de doble eje y cuesta $4,20. Los de varios ejes dividen la tarifa en $5,60 y $7, respectivamente. Los micros tienen subsidios estatales.

La Ruta 34 pertenece al Corredor Vial Nº 5 y su concesionario es "Vial Cinco S.A", con domicilio legal en la Ciudad de Buenos Aires. El encargado de su supervisión es el Órgano de Control de Concesiones Viales (Occovi), quien ejerce la inspección, auditoría y seguimiento del cumplimiento de los contratos de los casi diez mil kilómetros de rutas nacionales concesionadas del país, a fin de asegurar la calidad y adecuada prestación de los servicios y la protección de los usuarios y los bienes públicos del Estado.

En la Ruta 34, que cruza la Provincia de Santa Fe y llega al límite con Bolivia, falta mucho por hacer. Los vehículos que pagan peajes serían sólo una tercera parte de los que la utilizan en tramos más cortos y sin necesidad de peajes. Ir de Rafaela a Sunchales no requiere de un pago. Por eso deben extremarse las medidas en toda la ruta que es sumamente estratégica y pasan todo tipos de vehículos y a toda hora.

Comentá la nota