Cansados de reclamar, los vecinos repararon por sus medios un caño

Dicen que cada vez que llueve tienen el mismo problema y que SerBa nunca hizo correctamente los trabajos. La rotura del conducto ocasionó el desabastecimiento de agua potable durante dos días.
Tras dos semanas de intensos reclamos y ante la falta de respuesta por parte de la Dirección de Servicios Básicos (SerBa) para que reparen un caño transportador de agua potable, ubicado sobre un canal de la intersección de la calle Franco Pastore y ruta nacional 147 (kilómetro 811), un grupo de vecinos tuvo que solucionar el problema por medios propios: con alambres, precintos y piedras, lograron reducir la pérdida al unir las dos partes del conducto que presentaba una rajadura de proporciones significativas.

"El primer reclamo lo hicimos hace dos semanas. Desde entonces, hemos llamado dos o tres veces por día y no nos atienden, o dicen que van a venir y nunca lo hacen", dijo indignado Miguel Angel López, que es uno de los vecinos del lugar que realizó el precario arreglo que aplacará, de manera momentánea, el desabastecimiento de agua que sufrieron durante dos días, producto de la rotura. De todas formas, dijo que el líquido es insuficiente y que presenta gran turbidez.

"Vivo acá hace dos años y siempre tenemos el mismo problema. Cuando lo arreglan, si es que vienen, tardan dos o tres días; ponen un cañito de plástico y se vuelve a romper cuando llueve", indicó Miguel, ya que el caño está expuesto sobre la superficie del canal, que tiene unos cuatro metros de ancho aproximadamente. Cada vez que hay precipitaciones, el tubo es golpeado por los escombros y otros residuos que son arrastrados como consecuencia de las crecidas, ocasionándole severos daños.

Belén Rodríguez, esposa de Miguel, afirmó que la última rotura fue hace un mes y que el personal de SerBa acudió para repararla: "Lo arreglaron así nomás, porque lo tendrían que haber encamisado y no lo hicieron. Como hay mucha presión de agua, el conducto quedó con una pérdida y con las últimas lluvias se volvió a romper".

Belén expresó incomprensión por las contradicciones que surgen en el órgano municipal: "Resulta que no podemos regar una planta o usar agua para las piletas por que cobran multa y no puede ser que ese caño esté hace un mes con pérdidas de agua".

Comentá la nota