Canje: podría demorar un mes el trámite en EE. UU.

Es porque la oferta pretende diferenciar entre los bonistas, y eso no está permitido.
La autorización que la Securities and Exchange Comission (SEC) debe otorgar al gobierno argentino para que pueda lanzar el canje de bonos en Estados Unidos podría demorar hasta un mes. Una fuente familiarizada con el procedimiento que pidió no ser identificada explicó a Clarín que mucho dependerá de la calidad de los documentos que deben presentar para obtener la luz verde y de la cantidad de objeciones o pedidos de aclaraciones puedan hacer los funcionarios de la SEC.

El ministro Amado Boudou dijo que la presentación de toda la documentación había empezado el viernes. En declaraciones al diario Página 12 confirmó además lo que Clarín adelantó durante la reunión del G20 en setiembre. El plan del Gobierno no es presentar una sola oferta, sino dos: una para los bonistas individuales y la otra para los bonistas institucionales.

"No podemos decir, usted venga por esta ventanilla y usted por esta otra. Pero sí pueden ser dos instrumentos que sean sustitutos próximos aunque no idénticos, que permitan que los bonistas se autoseleccionen. Tendríamos una propuesta más afín a los tenedores individuales y otra a los institucionales. Las diferencias tendrán que ver con el tamaño de la quita y la suscripción de un nuevo bono", dijo el ministro. Si esa es realmente la intención, la presentación puede complicarse porque en general no está permitido diferenciar entre bonistas. Habrá que ver como sortea ese obstáculo.

Para darle luz verde a la emisión de bonos nuevos, la entidad siempre exige dos tipos de documentos y formularios. Por un lado, están los relacionados con la descripción de la operación y el tipo de bonos que van a emitir; y por el otro lado, piden un informe técnico sobre la situación económica del país.

"Este informe incluye la evolución del Producto Bruto, el índice de precios, el comercio exterior, la variación del tipo de cambio, etc", dijo a Clarín la fuente consultada.

La pregunta es si harán o no objeciones a las cifras del INDEC que sin duda serán utilizadas. "Yo creo que lo mas probable es que hagan como el FMI, que aclaren a pie de página que hay otros datos", dijo la fuente consultada.

Pero otro especialista en este tipo de operaciones cree que sería difícil que la SEC diga algo sobre el INDEC. "Ellos se preocupan por que esté toda la información; es decir, que el inversor o los posibles candidatos a participar en el canje puedan evaluar la capacidad de pago del país. Pero no esta ahí para evaluar la calidad de la estadística. No funciona como el FMI, que debe de utilizar la cifras del INDEC para hacer sus proyecciones y por eso pone es juego su credibilidad", añadió. La SEC siempre pide aclaraciones o precisiones sobre tanto la descripción de la operación como sobre el informe técnico. Y eso lleva tiempo.

Comentá la nota