El canje de deuda logró una adhesión casi total

El canje de deuda logró una adhesión casi total
Fue de 97%. Cristina lo destacó como un "éxito sin precedentes" en el país. El lunes lo reabren por 10 días para dar tiempo a que se sume el 3% restante.
La presidenta Cristina Fernández anunció ayer que el canje de deuda de los Préstamos Garantizados (PG), contraídos por la administración de Fernando de la Rúa que vencían entre 2009 y 2001, alcanzó un 97% de adhesión y sostuvo que se trata de una operación que tuvo "un éxito sin precedentes" en el país.

Con esto, Argentina logra un ahorro de 1.542,8 millones de dólares, además de una rebaja adicional de 300 millones de pesos para este año, en momentos que sus variables económicas parecen debilitarse en un contexto de crisis global.

Para este año Argentina tiene vencimientos por 20.000 millones de dólares.

La presidenta formuló el anuncio en un acto en la residencia de Olivos, acompañada por parte del Gabinete y gobernadores de siete provincias, entre ellos el de San Juan, con quiénes firmó convenios para la construcción de viviendas con fondos provenientes de la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses).

"Estoy muy contenta porque me traslado a mi lugar natural de funciones donde se hará un anuncio muy importante en el canje de prestamos garantizados se ha alcanzado un éxito sin precedentes del 97 por ciento", anticipó la presidenta.

A cambio de los Préstamos Garantizados, de escasa circulación y que se reajustan con la inflación, los bancos recibieron un bono en pesos y bajo legislación argentina con vencimiento en el 2014.

Este título en el primer año devengará un interés del 15,4%, y luego se reajustaría a través de la tasa Badlar, un promedio de la que se le paga a los depósitos mayores a un millón de pesos, más 2,75 puntos porcentuales.

Los principales tenedores de estos títulos eran los bancos Galicia, BBVA-Francés, Ciudad, Nación, y Credicoop, entre otros. Para tomar estos bonos el Gobierno le aplicó a los tenedores una quita del 2% sobre el valor nominal.

La presidenta precisó que se trata de "vencimientos de préstamos garantizados que tuvieron como origen el año 2001", contraídos durante el gobierno de la Alianza encabezado por Fernando de la Rúa.

En la oportunidad, recordó que el canje "tenía por objetivo renegociar el megacanje que había tenido un alto endeudamiento y altas comisiones" y puso de relieve que "estamos abordando esos vencimientos que habían dejado una curva en los vencimientos de la deuda muy inoportunos en 2009 y 2011".

Tras sostener que "se ha pagado cero peso de comisión, que es lo que se cobra a terceros por la intermediación", la presidenta detalló que el monto se elevaba a un total de 33.000 millones pesos y que la operación implica unos 15.600 millones de pesos en Préstamos Garantizados que están en carteras de inversores institucionales locales. Es decir, que se refinanció casi la mitad.

"Es el canje voluntario más importante que se haya hecho en Argentina. Por sobre todas las cosas, revela algo que reconstruye uno de los principales problemas que es la confianza, que es clave para que funcione todo", afirmó la presidenta.

Destacó, en ese marco, la decisión del gobierno de "profundizar las medidas que forman parte del modelo 2003 para seguir manteniendo la actividad económica y la función social de la vivienda".

Luego, y en declaraciones a la prensa tras formular este anuncio, la presidenta destacó que existe "una confianza en la Argentina y en las posibilidades de su economía real".

Comentá la nota