El canje de deuda con bancos despejó vencimientos inmediatos del Gobierno

Cambio. Los préstamos garantizados estaban en poder de los bancos y su vencimiento era inminente. El Gobierno cambió a los bancos esos créditos por bonos. La adhesión del 97% que tuvo la operatoria refleja la confianza del sector financiero.
Economistas de diferentes consultoras destacaron ayer el éxito de la colocación entre los bancos del canje de Préstamos Garantizados lo cual desde su punto de vista, descomprime el panorama financiero y despeja el camino para que el Gobierno nacional se focalice en el tramo internacional.

El economista de la consultora Abeceb.com, Mariano Lamothe, se pronunció en ese sentido y apuntó que “el canje descomprime el horizonte. Ahora hay que esperar qué pasa con el tramo internacional. Este será más difícil porque no habrá la capacidad de negociación que se tiene con un banco. Al mercado local es más fácil llegar, son pocos, está menos atomizado que el internacional”, explicó.

Consultado si con el canje de ayer se evita la cesación de pagos, respondió: “No había probabilidad de cesación de pagos. Con la operación de ayer se reducen riesgos”. “Ahora se deberá seguir avanzando en la normalización de la deuda en default, para que cuando el mercado internacional se normalice en el año 2010 podamos acceder a colocar nueva deuda a tasas menores”, indicó.

A su vez, el economista Fausto Spotorno consideró que el canje de Préstamos Garantizados por bonos a cinco años de plazo, “reduce la necesidad de financiamiento del Estado” y descomprime el panorama financiero. Añadió que esa operación “reduce la necesidad de financiamiento del Estado en US$ 800 millones para el 2009, con lo cual se descomprime un poco” el panorama financiero. “Igualmente todavía quedan cerca de US$ 1.600 millones por refinanciar. Parte de eso se podrá hacer con un canje internacional. Hasta ahora las operaciones han sido locales”, afirmó.

El economista José Siaba Serrate consideró que el canje consigue despejar el horizonte financiero del gobierno con una tasa fija de 15,4 %. El especialista en finanzas consideró que “conseguir despejar el horizonte a una tasa fija de 15,4 %, es bastante conveniente para el gobierno porque le permite ocuparse de otros temas dentro del programa financiero”.

“Esta operación –dijo- había que hacerla. Exigía un gran esfuerzo dentro del programa financiero. Se descontaba que los tenedores internos iban a responder, se descontaba que el Gobierno iba a conseguir imponer los términos de un canje. Era lo esperado”.

En tanto, el economista senior de la Universidad Nacional de San Martín, Enrique Dentice, calificó de “oportuna” la operación de canje de préstamos garantizados realizada por el Gobierno, y destacó que significa un aval del sistema financiero a la política oficial en época de crisis.

Comentá la nota