El canje depende de que la crisis amaine

El Ministerio de Economía sigue adelante con la operación, pero allí admiten que si continúa el desplome de los bonos, habrá que postergarla. En principio, se lanza a fin de mes.
El conflicto entre el Gobierno y el titular del Banco Central, Martín Redrado, por el uso de las reservas, podría influir en la fecha de lanzamiento del canje de deuda. De continuar el desplome en los precios de los títulos públicos al momento de presentar la oferta, la operación se retrasaría hasta que las cotizaciones se recuperen, según reconoció a Página/12 una alta fuente del Ministerio de Economía. Desde que se desató la pelea por la utilización de los 6569 millones de dólares de reservas excedentes, los bonos se retrajeron hasta 10 por ciento. Los más castigados fueron las nominados en dólares. En el Palacio de Hacienda sostienen que la caída "no es preocupante", ya que todavía es muy temprano para analizar el impacto que tendrá en el paquete a presentar. Sin embargo, advierten que si la crisis política se agrava y eso golpea el valor de los títulos, la reapertura del canje deberá esperar porque la oferta sería menos atractiva para los acreedores.

Mientras continúa la discusión en la Justicia sobre el traspaso de fondos del Central al Tesoro y la continuidad de Redrado al frente del organismo monetario, los bonos sufren el castigo de los inversores. "El ruido político indefectiblemente afecta", reconocieron en Economía. Luego de un raid alcista que llevó a duplicar su valor el año pasado, los títulos públicos son víctimas ahora del arrebato de los fondos de inversión. El Boden 2012 perdió en los últimos días 6,5 por ciento, mientras que la serie 2013 retrocedió 4,5 por ciento. Entre los papeles que integrarán el paquete que se ofrecerá a los bonistas que quedaron afuera del canje de 2005, el Descuento (en dólares) se retrajo 6,5 por ciento y el cupón atado a la marcha de la economía bajó el 10 por ciento por ciento.

El desempeño de esos títulos repercutió en el riesgo país que elabora la banca de inversiones JP Morgan, que se ubicó en 676 puntos. Si bien se encuentra en niveles mucho más bajos que hace un año, la suba en las tasas complica el panorama para la salida que planea Economía a los mercados. De todos modos, reiteran que "peor sería un país que no crece o no tiene sus variables bajo control". "El Banco Central tiene todas las herramientas para manejar el mercado cambiario, y eso se ve en el dólar, que hoy hay que sostenerlo para que no caiga", agregan. Es por eso que insisten en que no habría dilaciones si "se resuelve el tema institucionalmente".

Según informaron en Economía, desde lo operativo, la situación actual no entorpece el proceso de reapertura del canje. "El Gobierno no tiene planes de posponer, atrasar o parar la reapertura, aunque serviría como excusa para cubrirse de dilaciones propias del proceso", señaló la fuente. De hecho, las reuniones técnicas en la Secretaría de Finanzas continuaron la semana pasada tal cual estaba previsto. El jueves y viernes último, el secretario de Finanzas, Hernán Lorenzino, encabezó un encuentro en el que participaron treinta representantes de entidades extranjeras y diez del equipo de Economía para finalizar con el detalle de la documentación. En tanto, continuaron las consultas informales con los bonistas para ajustar la oferta para los minoristas. "Queremos escuchar a todos y tener la mayor aceptación que se pueda", señaló la fuente. El objetivo es que el piso de aceptación sea de 75 por ciento, del cual 60 está asegurado por los bancos que presentaron el borrador inicial al Gobierno.

El desplome generalizado de esos títulos públicos todavía no erosionó en el canje de deuda. "No vemos hasta el momento un impacto en el valor de los bonos que preocupe a Economía", explicó la fuente. De acuerdo con lo explicado por el entorno de Boudou, la baja actual no altera el procedimiento debido a que "es muy temprano para evaluar el impacto en el valor de la oferta". De todos modos, el funcionario advirtió que "si se diera una caída generalizada, que impacte en la valuación de los bonos que van a ofrecerse en el canje, podría retrasarse el lanzamiento". En el Gobierno prevén que el conflicto se encauzará y los bonos volverán a su "recorrido alcista, como en los últimos meses".

A pesar de que la tramitación continúa por los carriles previstos, no se puede avanzar hasta tanto arribe la respuesta de la Securities Exchange Commission (órgano regulador del mercado estadounidense). Boudou había estimado que hoy se lanzaba la oferta. "Pero no hubo todavía contestación y lo más probable es que cuando responda haga alguna salvaguarda que retrase algunos días la operación", señalaron a Página/12 desde el Palacio de Hacienda. Habitualmente la SEC envía la aprobación y un comentario con las aclaraciones que, a modo de sugerencias, invita a incluir para su posterior aprobación. También se espera respuesta de parte de los organismos reguladores europeos.

De mantenerse los plazos que manejan en Economía, el canje se lanzaría oficialmente entre "fin de mes y principios de febrero". Después de eso comenzará el road show entre los países con mayor cantidad de bonistas con deuda argentina que comenzará en Europa y concluirá en los Estados Unidos.

Comentá la nota