Cañeros objetan los informes de ingenios sobre exportación

Las entidades cañeras de la provincia elevaron un planteo lapidario a Gassenbauer. Los productores señalan que los industriales incumplieron con las pautas fijadas sobre la venta externa de azúcar
Las entidades cañeras de nuestra provincia rechazaron el informe sobre exportación de azúcar que elaboró la industria del sector. “El lamentable momento por el que atraviesa el sector azucarero del país ha puesto en situación de emergencia y de crisis al sector cañero. Esto hace necesario una acción directa del Gobierno provincial a los fines de prever el futuro de la actividad. De no ser así, la principal actividad agroindustrial de la Provincia podría extinguirse en el corto plazo, en la zafra 2009”. El diagnóstico, con vaticinio apocalíptico incluido, integra la nota que el Centro de Agricultores Cañeros de Tucumán (Cactu), el Centro de Cañeros del Sur y la Unión Cañeros Independientes de Tucumán (UCIT) le entregaron personalmente al ministro de Desarrollo Productivo, Jorge Gassenbauer.

Calificaron de importantes y loables las gestiones realizadas por el Gobierno provincial, en materia sucroalcoholera, pero destacaron que estas acciones “no son suficiente para resolver la crisis planteada. Las excelentes posibilidades internacionales, definidas dentro de las necesidades energéticas, no podrán ser aprovechadas por nuestros productores por no encontrarse en condiciones de producción, y mucho menos de crecimiento adecuado, para enfrentar exitosamente esta alternativa”.

También los agricultores realizaron observaciones sobre el informe de “Azúcares exportados - Campaña 2008”, elaborado por el Centro Azucarero Regional de Tucumán (CART).

• El volumen de 193.848 toneladas de azúcar exportado a la fecha del informe (12 de noviembre), representa sólo el 8,5% del total de azúcar producido en 2008 (2.271.948 toneladas).

• El azúcar aportado por la industria para exportación es de 530.994 toneladas, que equivale al 23,37% de la producción total. Ese porcentaje -dicen los cañeros- está muy lejos del 28% fijado y aceptado por la industria, lo que indica que la diferencia está volcada en el mercado interno.

• El porcentaje de exportación de Ledesma y San Isidro -de Jujuy- es del 28%, por lo cual no se sabe qué porcentaje exportó individualmente cada empresa. Río Grande y La Esperanza sólo cumplieron con el 14,8% y 5,3%, cuando la retención a los cañeros fue de por lo menos el 24%.

• La Florida, Cruz Alta y Aguilares, en forma conjunta, aparecen, con un volumen teórico de 67.997 toneladas, que toma el valor de jugo directo en 4.798 m3, y en azúcar equivalente de 7.821 toneladas, con un total exportable de 67.550 toneladas. “Es decir, Cruz Alta únicamente exporta alcohol, que representa apenas el 20% de sus azúcares producidos. Con estos criterios de retenerle azúcar a los cañeros para exportar crudo y luego destinarlo a cualquier otro producto, pagan azúcar blanca barata al cañero como azúcar crudo, y el negocio es hacerla alcohol, galletita, caramelo, azúcar ecológica o lo que el mejor negocio del momento indique”, destacan.

• La Trinidad y Santa Rosa sólo completaron el 17,9% y 17,3% de las exportaciones.

• La Providencia exporta el 100% del 28% retenido a los cañeros como producto terminado. “Otro ejemplo de comprar azúcar barata y no exportar azúcar del cañero”, señalan.

• El volumen de exportación aportado por los ingenios es inferior al 28% comprometido, lo que da un sobrante de azúcar que se vuelca en el mercado doméstico, de 105.151 toneladas.

“Quedó en claro que no hay por parte de las autoridades de la provincia una acción directa para evitar la extinción de la actividad a corto plazo. Tampoco asoman aún decisiones serias, de fondo”, sentenció Miguel Cruz, titular de la Unión Cañeros del Sur. Planteó la necesidad de iniciar la zafra 2009 “con un instrumento legal que, en forma justa y equitativa, otorgue participación a cada sector y reconozca maquila de azúcar y de alcohol, bajo el control del Estado”.

Comentá la nota