Más del 60% de las cañerías de agua en la ciudad tiene su vida útil agotada

En el marco de la crisis hídrica que atraviesa la ciudad, desde el Colegio de Ingenieros advirtieron que antes de pensar en fuentes alternativas para aumentar el suministro de agua, en ABSA deberían trabajar para solucionar los problemas en la red de distribución.
En diálogo con Frente a Cano, el titular de la entidad, Francisco Nardelli, estimó que entre el 60 y el 70 por ciento de las cañerías de Bahía Blanca tiene su ciclo de vida útil cumplido.

Además, advirtió que el 40% del agua que se inyecta a la red se pierde por las roturas.

"No creemos que la solución final pase por dar mayor suministro de agua, sino reparar las deficiencias de los caños, que en muchos casos tienen más de 40 años de antigüedad", insistió.

Por tal motivo, consideró que la prestataria debería invertir dinero en renovar la red, en lugar de buscar otras fuentes de abastecimiento, como los pozos del bajo San José o el río Colorado.

"Hasta que no se solucionen estos problemas, por más fuentes de abastecimiento que se encuentren, las deficiencias en la distribución van a continuar", sentenció.

Comentá la nota