Candidaturas en Santa Cruz: radicalismo ya definió y el PJ aguarda su Congreso

De a poco se observan los ánimos electoralistas de la dirigencia santacruceña de cara al 28 de junio. En esta provincia se renuevan tres bancas de diputados nacionales. Eduardo Costa va en primer lugar por la UCR. El peronismo tiró nombres pero decidirá "por consenso" el 25 de abril.
El fugaz internismo de los radicales santacruceños, durante fines de marzo, derivó luego en una voluntad galvanizada por una sola lista, de acuerdo a lo que el lunes por la noche se presentó ante la Junta Electoral del partido en Río Gallegos.

La lista oficial, entonces, estará encabezada para diputado nacional por el empresario Eduardo Costa, que fue candidato a gobernador en las elecciones del año 2007.

En segundo lugar figura María Elsa Alvarez, quien fue concejal en dos períodos en el municipio de Puerto San Julián; en tercer lugar va Néstor Moro, el ex intendente de Perito Moreno, y como primer suplente la deseadense Mónica Cittanti, seguida por Daniel Fernández, de El Calafate.

De acuerdo a la Carta Orgánica partidaria, este lunes vencía el plazo para presentación de listas para internas, de ahí entonces la premura de los radicales de Santa Cruz para agruparse.

Ahora, habrá que ver qué sucederá con alguna coalición con extrapartidarios, con la formación de algún frente como sucedió hace dos años junto a los justicialistas disidentes que lidera el ex gobernador Sergio Acevedo. O también con el ARI provincial cuya referente principal es, justamente, la esposa de Costa, Mariana Zuvic.

Aunque también está la posibilidad de que el radicalismo encare sin alianzas las elecciones, y que sí se conforme un "frente cívico" opositor para el año 2011.

Los "acevedistas", por ahora, están "en la gatera", dialogando cotidianamente con el peronismo disidente de Buenos Aires que lideran Francisco De Narváez y Felipe Solá. Pero los contactos entre Acevedo y Costa siguen cercanos.

BUSCANDO CONSENSO

Por parte del oficialismo provincial, las cosas no están aún tan definidas pero las conversaciones entre los dirigentes se hacen a contrarreloj en estos días.

La idea de los peronistas santacruceños es llegar al Congreso Provincial del 25 de abril con los candidatos definidos "por consenso", sin que medien elecciones internas.

De acuerdo a lo que preguntaban algunas encuestas telefónicas en algunas ciudades, se podía vislumbrar qué nombres tiene en cuenta la dirigencia pejotista para las postulaciones. El que más se rumoreó, desde un primer momento, es Arturo Puricelli, primer gobernador del período democrático que comenzó en 1983.

También estaba el nombre de Fernando Cotillo, pero éste declinó anticipadamente, prefiriendo terminar su mandato en Caleta, la segunda ciudad en importancia de Santa Cruz. Lo dijo públicamente en la radio local FM San Jorge, la semana pasada. En esa entrevista mencionó a Luis Hernán Martínez Crespo, el actual vicegobernador, como uno de las figuras "más adecuadas para representarnos en el parlamento nacional".

Sin embargo, ayer Diario Patagónico se comunicó telefónicamente con Martínez Crespo y, tras sentirse congratulado de que lo tengan en cuenta para ocupar cargo tan importante, negó "rotundamente" que tenga aspiraciones para el Congreso nacional.

"Es mi deber, por ahora, acompañar al gobernador Peralta hasta que finalice su mandato en 2011, pero agradezco el apoyo de los compañeros de Caleta", fueron las palabras del vice.

OTROS NOMBRES

También se habló de la postulación del jefe de gabinete provincial, Pablo González, pero cuando un medio le preguntó por ello, contestó con una negativa.

Contrastando, quien nunca ocultó sus ambiciones fue el intendente de Los Antiguos, Oscar Sandoval. El mes pasado, las calles de Caleta, Pico Truncado y algunas ciudades del centro provincial amanecieron con pintadas y pancartas que manifestaban eso. "Charo Sandoval, diputado nacional", rezaban.

Sin embargo, esa candidatura está cada vez más lejos de concretarse, porque le habrían ofrecido aparecer en el tercer lugar de la lista, un lugar que históricamente no es expectable, y por la cual Sandoval no se conformaría.

Comentá la nota