"La candidatura de Macri es decisión tomada"

"La candidatura de Macri es decisión tomada"
Aunque ya pasó Reyes, Gabriela Michetti todavía no desarmó el arbolito. La ex vicejefa y diputada de PRO recibe a Página/12 en el patio de su casa. Toma una gaseosa y comenta que no se irá de vacaciones (sólo va a parar una semana en febrero).
Cuestiona la propuesta de Diego Guelar de dar una amnistía a los represores, a la que califica de "desubicada y anacrónica" y advierte que se evalúa removerlo del cargo de secretario de Relaciones Internacionales. Si bien no quiere definir candidaturas, admite que "podría ser una posibilidad" que sea candidata a jefa de Gobierno.

–¿A Macri le recomendaría que en el 2011 compita por la Presidencia o por la reelección en la ciudad?

–Lo veo tan convencido y tan entusiasmado con que va a ir tomando la envergadura para ser el candidato a presidente que la gente vote, que ya está. Es una decisión tomada. No da para analizar si es mejor otra situación.

–¿Qué implica para ustedes el lanzamiento de Eduardo Duhalde?

–Duhalde no tiene que ser más candidato. Tiene que correrse de la política electoral. Ya pasó su época.

–¿Qué harían si se postula Francisco de Narváez a presidente?

–Deberíamos mantener ese proyecto en el que Mauricio iba a ser el candidato a presidente y Francisco, a gobernador. La sociedad lo apoyó de esa manera.

–¿Es viable una alianza entre el PRO y Cobos?

–No, definitivamente. El PRO es el PRO y el radicalismo, el radicalismo. Cada uno tiene su candidato.

–Con Macri lanzado a la presidencia, ¿quién es el mejor posicionado en el PRO para competir en la ciudad?

–No sé, porque hay dos personas que explicitaron que quieren ser candidatos: Horacio Rodríguez Larreta y Diego Santilli. Todavía falta un tramo. En mi caso, que muchos me preguntan si quiero ser, tengo una dificultad para responder, porque no defino candidaturas antes de tiempo. Podría ser una posibilidad, claramente. Si mi trabajo es representativo, poder acceder a un lugar de mayor capacidad es lo natural.

–En el PRO fue muy criticado el resultado de junio en Capital...

–Tuvo mucho que ver con una elección legislativa, que dispersa mucho el voto. No es sencillo cuando se está gobernando ganar por siete puntos. Siempre uno aspira a sacar más votos, pero me parece que fue una excelente elección. Hubo una diferencia de tres puntos con cuando no gobernábamos en 2005.

–¿El desgaste de los últimos meses dañó la candidatura de Macri?

–No. Mauricio sigue siendo visualizado como un candidato a presidente. Tenemos un resultado en metas superior a gestiones anteriores. En el microclima político, los errores de los últimos meses –el nombramiento de Palacios y de Posse– tienen un altísimo peso. Cuando hablás con la gente, la cosa es distinta: la imagen tuvo una caída. Nuestra gestión tenía un ritmo muy dinámico y en el último semestre tuvimos que desacelerar muchas de las acciones y eso la ciudadanía sí lo notó. Somos el único equipo político de gobierno que reconoce errores. La tendencia de los gobiernos es justificar lo injustificable.

–A Macri no se le escuchó reconocer el error de designar a Posse.

–Claramente todos nosotros hemos dicho que tuvimos en los dos casos una subestimación y una falta de análisis político de las controversias que las dos personas generaban. En el caso de Posse estamos hablando de un intelectual que tiene una clara esencia provocadora, cuando como ministro de Educación lo que uno espera es que sea conciliador porque ya es un área controvertida.

–¿Qué pensó usted de las designaciones de Palacios y Posse?

–Confío mucho en Mauricio. Cuando me insistió con su convicción de que Palacios era un buen policía, le creí. Ahora, siempre fue consciente de que por venir de la Federal y haber estado involucrado en conflictos políticos, los problemas con Stiusso y la SIDE, iba a ser polémico su nombramiento.

–¿No están pudiendo escuchar a la sociedad como gobierno?

–No diría eso. En estos conflictos sí hubo una deficiencia en ver lo que te lastima o en no tomar la decisión más rápido. Pero, en todo caso, nos dañó a nosotros en la imagen o en los medios. La fuerza policial no ha sido afectada , si no que ha sido cuidada. Tiene una formación moderna y respetuosa de los derechos y las garantías. No hay una afectación directa a la ciudadanía.

–Pero, en el caso de espionaje político se investigó a opositores, familiares de víctimas de la AMIA, a familiares de Macri. ¿No hubo una afectación a la ciudadanía?

–Totalmente, sí. No estoy minimizando. Pero son errores subsanables. En el caso de las escuchas, hay un proceso judicial al que la ciudad le aportó toda la información. Y no era una actividad del gobierno, sino de alguna persona que es responsable de haber introducido esto con una persona que estaba metida en el gobierno. Lejísimo estamos de espías y cosas de inteligencia. Hay que distinguir los niveles de gravedad: hay problemas graves con la SIDE y problemas de corrupción en el Ministerio de Salud provincial, con las denuncias a la Policía Bonaerense de Stornelli y con las causas que existen a nivel nacional. Es grave el avasallamiento institucional que hace el gobierno nacional. Somos conscientes de nuestros errores. Cuando uno hace mucho, obviamente se va a equivocar.

–¿Piensa que Mariano Narodowski tuvo alguna responsabilidad?

–El no tiene absolutamente nada que ver.

–Entonces, ¿por qué le pidieron la renuncia?

–Mauricio decidió generar un cambio en el área para sacar el tema de la discusión gubernamental y que siguiera en la Justicia. Mauricio pretende que Mariano sea el líder de las políticas educativas del PRO a nivel nacional. Nuestra reacción fue cuidar a Mariano.

–¿Le gusta el perfil del nuevo ministro?

–¿De Esteban? Sí. Muchos dicen que yo tengo problemas con Esteban, por la lectura simplificada de la interna: como es amigo de chiquito de Horacio, me tiene que caer mal. La verdad es que no pasa eso. Me parece que es un gran laburador y maneja bien las relaciones en el conflicto.

–¿Está conforme con cómo quedaron las autoridades de la Legislatura?

–Estoy conforme con que haya surgido por consenso. Ahora, hubiera preferido, y no lo voy a negar, que las autoridades de la Legislatura fueran otras, porque tengo mucha más empatía con otros legisladores. Nada más.

–¿Qué opina de la propuesta de Diego Guelar de una amnistía para los represores?

–Es una cosa tan desubicada y anacrónica, ¿no? Es tan necesaria la pacificación del país a partir de que se sepa todo y se haga justicia. Es básico. ¿Por qué deberíamos generar una amnistía para los militares, para los dictadores que hicieron las atrocidades que hicieron? ¿Cuál es la razón? No le encuentro explicación.

–¿Lo van a mantener en el cargo?

–Se está evaluando en el partido eso.

–¿Si sigue siendo secretario de Relaciones Internacionales?

–Exactamente.

–¿Macri debería revisar su posición sobre el matrimonio gay?

–El tuvo una actitud muy sincera, porque considera que tiene que garantizar la libertad de todos los individuos. Yo tengo una posición distinta, pero respeto las distintas posiciones.

Comentá la nota