Candidatos de primera y de segunda

Por Jorge Rosales

La Argentina consolidará en las próximas dos semanas la anormalidad como regla. Es un lamentable obsequio de quienes pretenden construir el país del futuro. En nombre del modelo, un concepto abrazado por el kirchenirsmo que pareciera estar por encima de las instituciones y de la República, la política enterrará el contrato social con la ciudadanía cuando convalide en la Justicia las candidaturas testimoniales.

Mañana se conocerán las alianzas que competirán el 28 de junio y en 10 días, los nombres de los candidatos, muchos de los cuales no asumirán. Habrá candidatos de primera y de segunda. Los primeros irán en la mitad de la lista y son los que van a asumir, los segundos, que hablarán como candidatos, prometerán como candidatos y harán ilusionar a millones de argentinos como candidatos, llegan con fecha de vencimiento: el cierre del comicio. Ese día romperán el contrato con quienes los votaron.

En este contexto, la oposición termina convalidando la anormalidad, por necesidad o por convicción. Y así es funcional al juego que plantea el Gobierno. Este es el terreno de la política real, dicen, donde el deber ser tiene que ser dejado de lado para poder seguir en carrera. Por eso, la decisión de Gabriela Michetti de renunciar como vicejefe de Gobierno porteño para ser candidata a diputada nacional se presenta como un hecho que diferencia a Pro del kirchnerismo, cuando en realidad no es más que la ruptura de un contrato con los votantes, que en 2007 la eligieron por 4 años. Es distinto, es cierto, pero en el fondo no deja de ser una frustración.

Es cierto que todo lo que no está prohibido está permitido. Pero hay contratos básicos que no requieren estar escritos para tener validez.

Con Néstor Kirchner y Scioli ya lanzados como candidatos en la provincia de Buenos Aires y la confirmación de Nacha Guevara como la primera mujer de la lista kirchnerista, sólo resta conocer esta semana el destino del jefe de Gabinete Sergio Massa y del ministro del Interior, Florencio Randazzo. Massa resiste, pero tal vez termine encabezando la lista de candidatos a legislador provincial por la primera sección electoral y Randazzo, una de las espadas más vibrantes del oficialismo, la de la cuarta sección.

Hugo Moyano será otro actor fundamental de la semana que comienza. El jueves será un día importante para el líder de la CGT, que hasta ahora ha conseguido poco y nada en las listas de candidatos oficialistas para el sector sindical. Uno de sus hombres en el Congreso, Héctor Recalde, acaba su mandato como diputado en diciembre. El último día de abril será la movilización para conmemorar el Día del Trabajador frente al emblemático edificio del Ministerio de Salud, ex Obras Públicas, en las avenidas 9 de Julio y Belgrano. Será una prueba de fuerza desde donde presionar al ex presidente.

Comentá la nota