Los candidatos porteños tienen más coincidencias que diferencias.

Ellos son Fernando De Andreis (PRO), Fernando Sánchez (Acuerdo Cívico y Social), Fabio Basteiro (Proyecto Sur), Francisco "Tito" Nenna (Encuentro Popular para la Victoria), María Elena Naddeo (Diálogo por la Ciudad) y Roy Cortina (Partido Socialista).
Desde que el Gobierno nacional decidió adelantar las elecciones y unificarlas con las de la Ciudad de Buenos Aires, la renovación de la Legislatura porteña quedó en un segundo plano. PERFIL reunió a los líderes de las seis listas principales de diputados de la Ciudad, según las encuestas.

En una discusión desigual, todos los candidatos criticaron la gestión de Macri, sólo defendida, obviamente, por De Andreis. "Se logró cambiar la tendencia de tantos años de desidia, abandono y muy mala administración", afirmó el joven macrista. El resto calificó la gestión del ingeniero como "un retroceso terrible en políticas sociales y defensa del espacio público" (Naddeo), "mediocre y decepcionante" (Sánchez), "peligrosa, desastrosa e ineficaz" (Basteiro), "improvisada, ineficiente, sin diálogo y con falta de proyectos" (Cortina) y como "el peor gobierno de la Ciudad, comparable al de Cacciatore" (Nenna).

En el terreno de las propuestas no hubo muchas diferencias. Naddeo hizo hincapié en "fortalecer los derechos económicos, sociales y culturales". Propone recuperar el rol de la escuela estatal y del hospital público. También piensa en un plan especial de acceso a la vivienda popular. El lilito Sánchez pidió "no quedarse con las trabas del Gobierno y priorizar las políticas en seguridad, como el Consejo de Prevención del Delito". Además habló del perjuicio que generó la centralización de compras de insumos en salud, propone una ley general de educación y crear un fondo especial para la prolongación de las redes

de subte.

Basteiro, por su parte, propuso "presupuesto participativo, elección por comunas, asignación universal para los menores de 18 años, ley de solidaridad urbana, aumentar el presupuesto de Educación y crear un sistema de salud gratuito, igualitario y de calidad". El socialista Cortina dice que insistirá con la transferencia de la Justicia a la Ciudad y la elección de autoridades comunales, impulsará un plan estratégico de obra pública, avanzar en la ley de educación y crear el laboratorio de producción pública de

medicamentos.

El kirchnerista Nenna, en tanto, propone "llegar al 30 por ciento del presupuesto a la educación y sancionar una ley de educación, crear un laboratorio estatal que provea de medicamentos a los hospitales, leyes para la construcción de viviendas populares y créditos para la clase media y una ley de empleo juvenil". Por último, De Andreis habló de "profundizar el cambio". Y propone tratar "la boleta única, la modernización del Estado, una ley de educación y el ahorro de energía en

edificios públicos".

Aunque en muchos puntos coincidieron, los candidatos sostuvieron por qué los porteños deben votarlos: "La educación, la salud o la seguridad no son para nosotros bienes transables" (Nenna), "somos la única alternativa progresista seria" (Cortina), "por un referente como Aníbal Ibarra, que lo que predicó lo hizo" (Naddeo), "para modificar la realidad con políticas de inclusión social" (Basteiro), "a candidatos del Gobierno no se los puede votar porque no hicieron nada por la Ciudad, y en cuanto a PRO las cosas están a la vista" (Sánchez) y porque "en política no es tan importante lo que se dice sino lo que se hace" (De Andreis).

Comentá la nota