Candidatos porteños que hablan de todo el mundo

Por perfil propio y de sus partidos, muchos postulantes opinan en campaña de temas que exceden la Capital.
Según cuenta a modo de leyenda el propio Carlos Heller, fueron sus tertulias con Néstor Kirchner en Olivos sobre economía internacional las que afirmaron su relación con el ex presidente y, a la postre, lo ungieron como primer candidato a diputado nacional del kirchnerismo en la Capital. Acaso esta particularidad haya influido para que el arranque de campaña del titular del Banco Credicoop lo encuentre haciendo una defensa encendida del Gobierno nacional.

A tono con el discurso K, Heller advirtió que se necesita que el Gobierno mantenga la mayoría en el Congreso, le pegó a la derecha de los 90 que quiere volver "al Consenso de Washington" y comenzó con una tanda de afiches de slogan nacional: "Seguir creciendo para distribuir mejor".

Claro que Heller no es el único postulante porteño que habla de temas que exceden los límites de la Capital. Alfonso Prat Gay, cabeza del Acuerdo Cívico y Social, levantó las mayores polémicas por su defensa de los puesteros de La Salada, la "Ciudad del Este" de Lomas de Zamora. También, en su carácter de ex presidente del Banco Central con Eduardo Duhalde, suele meterse en los debates sobre economía de aquí y del mundo.

Otro que "extranjerizó" su discurso, o más bien lo mantuvo tan épico y nacional como siempre, pese a ser candidato porteño, es el cineasta Pino Solanas, defensor de los recursos naturales y, como tal, atacante de las firmas internacionales que los explotan. También previsible puede decirse que fue leer el comunicado de Convergencia Socialista, la fuerza que propone a Juan Carlos Beica al Congreso, reclamando la liberación de los presos por los incidentes en un acto por Israel. "Los únicos que tienen que estar en la cárcel son los representantes del Estado Fascista de Israel", remataba la misiva, aunque despegando a su líder de los hechos.

Comentá la nota