Los candidatos opinan de la ley de radiodifusión.

Juan Carlos Aguinaga - Candidato a senador nacional por el PD-Pro.

En este tema, tal como se está planteando, no estoy de acuerdo y creo que el afán del Gobierno es sostener las teorías muy preocupantes de presidentes como Chávez y Correa, en el sentido de que el periodismo es su enemigo.

Hay que buscar leyes para que la prensa no sea sofocada o limitada. La Constitución nacional es clarísima: no hay límites para la libertad de prensa. Y la jurisprudencia de la Corte argentina es contundente en este sentido. Para que esto quede claro, tenemos que remitirnos a la teoría de la real malicia.

Esto quiere decir que el periodista, para que puede haber cometido injuria, difunda una información que sabe que es falsa. Tiene que haber una intencionalidad aviesa y plena conciencia de que lo que está publicando una falsedad.

En cuanto a los contenidos de este proyecto, está el manejo a discreción de las concesiones y facilitar la adquisición o el manejo de los medios de difusión por parte de los amigos del gobierno de los Kirchner.

Ernesto Sanz - Candidato a senador nacional por el Frente Cívico Federal

Entiendo que hace falta una ley de Radiodifusión diferente. Pero me aterra pensar que una nueva norma sea sancionada por la mayoría que hoy tienen los Kirchner en el Parlamento.

Si así fuera, cambiaríamos una mala ley por otra mala ley. Este proyecto que se pretende impulsar ataca a los medios pequeños y medianos del interior del país, concentra mucho poder en las telefónicas y le da al Estado el poder de autorizar las licencias e incluso, cada dos años, someterlas a la revisión.

De esta forma se hace depender todos los medios del Gobierno. Y en el caso de los Kirchner, se ataca de lleno a la libertad de expresión.

Por nuestra parte, tenemos propuestas vinculadas a la reforma de la ley, que apuntan a fortalecer la libertad de expresión, a los medios pequeños y medianos y la democratización del sistema. Destaco además un aspecto, el de la asignación de la propaganda pública, que no está legislado y el Gobierno no quiere que se lo incluya.

Adolfo Bermejo - Candidato a senador nacional por el PJ

Estoy de acuerdo con el proyecto que impulsa el Gobierno nacional. Es una vieja deuda de la democracia que en la actualidad es discutida y debatida seriamente, lo que permitirá seguir creciendo como país.

Estoy convencido que producto del consenso que logremos en cada una de esas discusiones daremos un salto cualitativo y cuantitativo en la construcción del mejor marco legal para la comunicación en nuestro país. Este proyecto garantiza el derecho a la información y a la libertad de expresión, la restricción a la formación de monopolios y oligopolios, y la consideración de las nuevas tecnologías como herramienta para asegurar la pluralidad de voces.

Con esta nueva ley, entre otros beneficios, se fomentará la producción de contenidos educativos para nuestros niños y jóvenes, porque la más importante crisis que tenemos en este país es la de valores y por mucho esfuerzo que hagan los padres y los docentes, desde la televisión nuestras futuras generaciones son bombardeados con malos ejemplos.

Graciela Cousinet - Candidata a senadora nacional por Mendoza Merece Más

Estoy de acuerdo con la nueva Ley de Radiodifusión que, si bien la impulsa el Gobierno nacional, es fruto de un debate que se ha producido en todo el país. Diferentes organizaciones sociales y políticas han colaborado en la concreción de este proyecto.

Los puntos que rescato del proyecto de ley es que se considera a la comunicación como un derecho humano, como un servicio al que deben tener acceso todos. Se basa en el mismo concepto que sustentamos para la educación, lo que no impide que haya escuelas privadas y en este caso, medios privados.

De este concepto se desprende todo lo demás. Si consideramos que la comunicación es un derecho humano, el Estado debe garantizar que las organizaciones de la sociedad civil, las no gubernamentales, tengan derecho a un canal de expresión.

De los fundamentos de este proyecto, también se desprende la posibilidad de acceder a tarifas sociales en aquellos lugares donde sólo se pueda llegar con televisión satelital, entre otros aspectos.

Oscar Santarelli - Candidato a senador nacional por el socialismo y La Coalición

Es necesario que se discuta una nueva ley de radiodifusión. Por lo tanto, si el Gobierno toma la iniciativa, es positivo. De lo contrario, el debate en este tema seguirá postergado.

Estamos hablando de un tema que se viene discutiendo desde el gobierno del Alfonsín y no se ha plasmado aún en un instrumento concreto.

Creemos en la libertad de prensa y que es necesario evitar a toda costa la monopolización o que varios medios estén manejado por un solo grupo.

Es necesario reglamentar todo lo referido al manejo de los medios, para evitar que a través de los oligopolios se termine cercenando la libertad de prensa.

Por otro lado, entendemos que no se puede limitar la actividad cooperativa. Y en el borrador de este proyecto, vemos limitaciones al funcionamiento de las cooperativas. Pero es central que se plasme un proyecto que no permita la manipulación de la información por parte del Gobierno y de los grupos de poder afines.

Comentá la nota