Más Candidatos y van…

Andalgalá (C)- En la mañana de ayer tomó recién, estado público la versión de que en los comicios del 8 de marzo también participará, además de los partidos ya anunciados, la Concertación Social Participativa que lidera el intendente Melchor Morra.
En el armado de los cuadros dirigenciales que trabajarán en la campaña, estuvo visitando la ciudad el ex diputado Julio Yapura el que, luego de hablar con varios dirigentes, armó una lista de candidatos a concejal encabezada por Rubén Solohaga, un ignoto docente cuyas posibilidades de lograr un escaño son realmente remotas.

Por su lado, el partido liderado por Liliana Barrionuevo y a instancias de su operador Gustavo Martínez Azar, estructuró también su lista, encabezada por el folklorólogo Juan Carlos Allosa. Conociendo a los protagonistas se puede inferir que la campaña de este sector escindido del peronismo sea digitada por teléfono por el mencionado operador, ya que es, técnicamente imposible que una sola persona pueda estar “de cuerpo presente” en todos los lugares de la provincia y mucho menos aún, pensando que es candidato en Valle Viejo.

Por el lado de la Alianza PJ/FPV se supo que una de las candidatas a concejal titular por esa coalición habría presentado su renuncia motivada por algunos escarceos a los que comúnmente se les llama “aprietes”. La mujer fue rápidamente reemplazada y esa máquina sigue su andar, tal como estaba previsto por los dirigentes peronistas que se muestran optimistas y confiados porque “la gente n os recibe muy bien”.

Llama poderosamente la atención del bajísimo perfil de los candidatos del FCyS que se aprestan a protagonizar una elección desfavorable, a ojos vista, por la dispersión del radicalismo, motivadas por una interna feróz generada, según algunos indignados dirigentes, por el tristemente célebre monje negro que no para de operar desde su casa o desde el sillón del directorio. Algunos entendidos “de adentro” se lamentan porque estiman que, así las cosas, serán muy pocos los recursos que recibirán desde la provincia y lógicamente no podrán enfrentar la logística de la nación y el municipio.

Si hay algo que muchos dirigentes de punta olvidan, arrastrados por la euforia o la decadencia, es la imprevisibilidad del electorado andalgalense del que nunca se sabe cómo va a reaccionar.

Comentá la nota