Los candidatos mendocinos hicieron una tregua para festejar el día del Padre.

Los postulantes al Congreso Nacional hicieron campaña por la mañana en sus respectivos departamentos, para no alejarse demasiado de sus afectos. Hacia el mediodía y por el resto de la tarde, decidieron pasar el Día del Padre con sus familias. Algunos participaron de charlas y congresos y otros fueron a la cancha.
Por la mañana, los candidatos al Congreso Nacional continuaron con la campaña a una semana de las elecciones legislativas. Pero al mediodía, todos se pusieron de acuerdo: hicieron un parate, se desenchufaron de las presiones cotidianas y decidieron pasar el día del padre con sus familias.

Sólo restan siete días para los comicios y a partir de mañana, las "cabezas de serie" de cada partido comenzarán una carrera contrarreloj para recorrer la provincia en tres días, antes de que caiga la veda electoral.

Así es como Omar De Marchi -PD- estuvo en Guaymallén, realizando una minicaravana en las zonas rurales de La Primavera y Los Corralitos.

Por su parte, el intendente de Maipú y candidato a senador nacional por el PJ, Adolfo Bermejo, decidió no ir demasiado lejos de Maipú para no perder la mañana del domingo. Así, también tuvo su caminata, pero en el Barrio San Eduardo, de Luzuriaga.

Con la misma idea los sanrafaelinos Ernesto Sanz -Frente Cívico- y su rival Omar Félix -PJ- decidieron permanecer en su departamento. Mientras el radical continuó con sus caminatas, el intendente justicialista participó de un foro sobre el cambio climático con participación de especialistas que trabajan en la fundación de Al Gore.

Pero al mediodía decidieron cortar todo contacto con la carrera electoral y volver a sus fueros más íntimos. Así, los candidatos se reunieron con sus familias para pasar el día del padre.

Pero esta tregua en medio de una de las campañas más virulentas durará poco.

Para mañana, tanto el Frente Cívico como el Partido Justicialista comenzarán a recorrer la provincia con caravanas multitudinarias que comenzarán en el Sur y terminarán en el centro del Gran Mendoza.

Comentá la nota