Los candidatos a legislador nacional plantearon sus propuestas ante estudiantes.

Participaron Juan Carlos Aguinaga, María Victoria Gómez de Erice, Ernesto Sanz y Adolfo Bermejo.
Los candidatos a legisladores nacionales participaron ayer de un encuentro en la Universidad Juan Agustín Maza, en el que plantearon sus propuestas y respondieron las preguntas del público.

Al encuentro, que se concretó con el objetivo de conocer la propuestas de quienes aspiran a llegar al Congreso, asistieron los candidatos a senador nacional Juan Carlos Aguinaga (PD), Ernesto Sanz (Confe-UCR), Adolfo Bermejo (PJ) y quien aspira a ser diputada nacional, María Victoria Gómez de Erice, por el Frente Unidad para el Cambio.

Ante un auditorio conformado mayoritariamente por jóvenes estudiantes, los candidatos tuvieron veinte minutos para hablar de sus propuestas, y luego contestaron algunas preguntas de los presentes.críticas. Sanz le planteó a los presentes que la próxima votación es una oportunidad para corregir el desequilibrio que existe en el Congreso, y que aseguro genera desigualdad de recursos y de poder.

El candidato explicó que el 75 por ciento de los recursos totales del país queden bajo el ala del Gobierno nacional y que sólo el 25 por ciento restante sea distribuido entre las provincias.La ex rectora de la UNCuyo propuso cambiar el enfoque de las política, que a su entender no deben estar centrada en el el mercado sino en las personas y la necesidad de darles una condición de ciudadano, a través de la educación, el empleo y la vivienda.La candidata planteó que hoy no todas las personas son consideradas ciudadanos, lo que entiende genera una gran frustración y violencia.El candidato demócrata planteó la necesidad de que la oposición logre representación en el Congreso, para intentar cambiar el manejo discrecional y el reparto desigual de los recursos nacionales, que se concreta a través del mecanismo de los superpoderes. Aguinaga no eludió el tema de la imputabilidad de los menores. Dijo que es necesario establecer penas alternativas, restaurativas y que cuando el delito sea grave se puede recurrir a la prisión, pero bajo un régimen especial y nunca con las mismas penas que los adultos.

El último orador fue Bermejo, quien planteó la necesidad de que los legisladores mendocinos trabajen juntos para defender los intereses de Mendoza.

Comentá la nota