Candidatos expusieron ante empresarios (hubo pocas propuestas y muchas críticas a Nación)

El almuerzo con el que la entidad festejó un nuevo aniversario tuvo como condimento especial la presencia de los principales candidatos al Congreso Nacional por Córdoba.
En épocas electorales cualquier escenario es propicio para intentar sumar votos, mucho más si se trata de un auditorio compuesto por los principales empresarios y referentes del sector metalúrgico de Córdoba. Sin embargo, se podría decir que los candidatos al Congreso de la Nación invitados por la Cámara de Industriales Metalúrgicos y de Componentes de Córdoba al almuerzo con el que la entidad festejó su 62º aniversario para exponer sus proyectos vinculados a uno de los sectores productivos más importantes de la provincia, desaprovecharon la oportunidad.

Las propuestas brillaron por su ausencia. Lo que sí abundaron fueron las críticas hacia el matrimonio Kirchner y las políticas impulsadas por el gobierno nacional; las alusiones al conflicto del campo y la defensa de la bandera enarbolada por los productores agropecuarios; y un rosario de buenas ideas que cualquier ciudadano medianamente informado es capaz de enumerar. Esto es, bajar las retenciones a la soja, definir una nueva ley de coparticipación federal, eliminar los superpoderes, desarrollar una nueva matriz productiva, recuperar el rol del Congreso, etcétera.

Sin representantes del oficialismo (la lista K que encabeza Eduardo Accastello fue invitada, pero decidieron no participar), Oscar Aguad (UCR), Eduardo Mondino (UPC), César Albrisi (Frente Es Posible) y Luis Juez (Frente Cívico), hicieron pocas referencias al sector metalúrgico y la crítica situación por la que atraviesa actualmente, especialmente en la provincia de Córdoba donde se han perdido miles de empleos sólo en lo que respecta a personal contratado de automotrices y autopartistas, desde que estalló la crisis económica internacional. Inmersos de lleno en la campaña electoral, los candidatos decidieron utilizar la tribuna para dejar en claro una vez más que se encuentran en las antípodas del proyecto kirchnerista. ¿Y las propuestas? Bien gracias.

Juez, por ejemplo, amagó con presentar un "Plan de Sustentabilidad y Promoción Industrial", pero se limitó a pasar un power point en el que se enumeraban una serie de medidas generales, como protección del mercado interno, eliminar los superpoderes y rever la política cambiaria, entre otras.

Incluso el titular de la entidad anfitriona, Juan Grundy, también evitó referirse directamente a la crisis del sector y en su lugar optó por un discurso optimista en el que destacó la historia de la Cámara, enumeró las actividades e iniciativas que lleva adelante, y reiteró la necesidad de contar con el apoyo oficial para promover el desarrollo del sector. En concreto, reclamó por una menor presión tributaria, mayor acompañamiento de las políticas productivas para resolver problemas como la suba de los costos de energía y el "flagelo de los juicios laborales", y la repotenciación del programa "Compre Córdoba". En línea con el espíritu esperanzador que le imprimió a su discurso, Grundy vaticinó que "no habrá despidos masivos" en la industria.

Las palabras de Grundy fueron escuchadas por los cientos de empresarios que dijeron presente en el evento, autoridades de otras entidades empresarias y funcionarios municipales y provinciales de segunda línea. Por caso, el ministro de la Producción de la Provincia, Roberto Avalle, fue una de las ausencias significativas.

Comentá la nota