Los candidatos en su día de abstinencia.

La veda electoral los obligó a recluirse y llamarse a silencio. Una jornada caracterizada por la distensión, por un lado, y la ansiedad que supone la inminencia de las elecciones, por el otro. Mañana, volverán a aparecer ante los micrófonos cuando vayan a votar.
De Narváez corrió por Palermo

El plan original era aprovechar las últimas dos horas previas a la veda electoral (de 6 a 8 de la mañana) y, en la estación de tren de Constitución, seguir repartiendo sus boletas. Pero Francisco de Narváez "estaba palmado", según explicaron sus asesores, y se quedó durmiendo en su casa de Barrio Parque. Cambió, entonces, Constitución por los bosques de Palermo: corrió, como casi todas las mañanas, unos cinco kilómetros y cosechó algún que otro "¡vamo’ Colorado!" de los vecinos palermitanos. Después, mantuvo reuniones con miembros de su equipo en su búnker de Las Cañitas y luego se recluyó, junto a su familia, en su casa de campo, en Luján.

Cobos se fue a la montaña y dejó fotos de su obra

El vicepresidente de la Nación, Julio Cobos, espera en su provincia el resultado de una elección que lo puede proyectar hacia 2011. Hizo campaña hasta el último momento, tras recorrer todo el interior provincial. Apuesta todo a ganar en la provincia y consolidarse como presidenciable en todo el país. Ayer, durante las primeras horas de la veda electoral, se fue con su familia a la alta montaña a descansar con su familia. A la espera de los comicios, hoy tiene previsto salir a correr y pasear por la capital mendocina. Luego, seguirá en la dulce espera. Mientras tanto, su equipo de prensa distribuyó una foto que lo muestra trabajando, durante una recorrida para supervisar las obras de refacción del Senado nacional, 20.000 metros cuadrados de pintura y reparación de las cornisas perimetrales, entre otros trabajos.

¿Tendrá también planes de restaurar la Casa Rosada? Por ahora, va a tener que competir con otros candidatos a la refacción política.

Una cábala macrista a pleno sol

El macrismo no le hizo ayer gambeta a la tradicional costumbre de jugar un picado preelectoral. En una cancha de Palermo se cruzaron peronistas y radicales PRO, entre ellos Diego Santilli, Daniel Amoroso, Oscar Zago, Ezequiel Fernández Langan y José Luis Giusti, entre otros. Más allá del resultado, esperan ganar el próximo domingo en la Capital Federal y en la provincia de Buenos Aires, tal vez. La soleada mañana del viernes acompañó la jugada macrista. Mientras tanto, Gabriela Michetti se dedicó a descansar. Poco antes del cierre, en el programa de Mirtha Legrand, había dicho que estaba extenuada por la agresividad de la campaña.

Comentá la nota