La candidata de Lula, víctima del "machismo"

La jefe de gabinete de Brasil, Dilma Rousseff, propuesta por el presidente brasileño como candidata presidencial para 2010, dijo ser víctima de prejuicios machistas por parte de opositores
En la política brasileña "hay prejuicio contra las mujeres, yo puedo ir para la cocina pero no me quieren ver en la sala (principal de la casa) a la hora de servir la comida" declaró Rousseff, jefa de la Casa Civil, suerte de jefa de ministros.

Partidos opositores al gobierno han cuestionado la participación de Rousseff en actos donde se inauguran obras públicas, por entender que el gobierno realiza campaña electoral encubierta.

El titular del Supremo Tribunal Federal (STF), Gilmar Méndes, también cuestionó hoy a la ministra por hacer proselitismo disimulado.

El juez Méndes dijo que el gobierno viola el principio "democrático" que prescribe "igualdad" de posibilidades de publicidad a todos los partidos.

Por su parte Rousseff sostuvo que le "parece cómico" el argumento invocado por opositores y el juez.

"Nadie ignora todo lo que yo sufrí con el PAC (Programa de Aceleración del Crecimiento, de obras de infraestructura), yo ayude a crearlo", en referencia a la iniciativa que incentivó la inversión pública como ministra del gobierno, dijo Rousseff.

Pero "¿yo no puedo participar de una inauguración?" se preguntó Dilma Rousseff, que según Lula puede ser la primera mujer que gobierne Brasil.

Lula ha declarado reiteradamente que Rousseff puede sumarse a la tendencia regional iniciada con las elecciones de la presidenta chilena, Michelle Bachelet y la argentina Cristina Fernández de Kirchner.

Comentá la nota