Canciller israelí: un cese del fuego no es necesario

La canciller de Israel, Tzipi Livni, rechazó ayer los llamados de la comunidad internacional a una tregua inmediata en la Franja de Gaza y argumentó que no es necesaria porque desde su punto de vista en este territorio "no hay crisis humanitaria". Lo afirmó en París, tras una reunión con el presidente francés Nicolas Sarkozy, quien viajará el lunes a Oriente Medio en una misión de paz.
Tras una reunión de una hora en el Palacio del Elíseo con Sarkozy y el canciller francés Bernard Kouchner, Livni reiteró que Israel decidirá suspender sus operaciones militares contra el grupo islámico Hamas en la Franja de Gaza "cuando llegue el momento".

En una rueda de prensa, la canciller explicó que la ofensiva fue lanzada "para cambiar los papeles" con Hamas y que la operación ya ha dañado intensamente al grupo islamista. Pero una tregua, estimó, permitiría a Hamas reagruparse.

"Hemos afectado la mayor parte de la infraestructura del terrorismo en la Franja de Gaza y la pregunta sobre si la operación ha cumplido sus objetivos se tratará según nuestras valoraciones diarias", remarcó.

Y reiteró que, para suspender la campaña, Israel deberá tener claro que "Hamas ha comprendido que ya basta" con el disparo de cohetes contra ciudades israelíes. "Tomaremos la decisión cuando llegue el momento", afirmó.

"Entendemos que mientras dura la operación contra Hamas, necesitamos facilitar la vida de la población civil", señaló. "En esta operación, Israel diferencia la guerra contra el terrorismo y contra los miembros de Hamas, de la población civil. Al hacer eso, mantenemos la situación de la población en la Franja de Gaza exactamente como debería ser", agregó.

Se espera que Sarkozy presione para un cese del fuego durante su gira el lunes y el martes, con paradas en Israel, Cisjordania, Egipto, Jordania, Siria y Líbano.

La comunidad internacional ha llamado a Israel a que suspenda los bombardeos que dejaron desde el sábado más de 400 muertos, entre ellos decenas de civiles.

"Aquí se tiene la impresión de que Israel no quiere un cese del fuego. Ese no es el problema", dijo Livni en una entrevista con el canal de televisión francés I-tele antes de su visita al Elíseo. "La condición para entrar en un alto el fuego está ligada a que Hamas cese los ataques con cohetes contra los civiles israelíes", agregó, y agradeció a Sarkozy quien "comprende la naturaleza de la amenaza a la que se enfrenta Israel".

Livni aseguró que la ofensiva militar no tenía como objetivo derrotar a Hamas, que controla la franja de Gaza desde junio de 2007, pero "mientras Hamas domine en Gaza las perspectivas de paz son remotas".

Comentá la nota