La canasta navideña costará este año entre un 30 por ciento y un 40 por ciento más

Al menos en Rosario, costará encontrar cinco productos que integren una canasta navideña mínimamente provista a 9 pesos, como hace días anunció el gobierno nacional. Según un relevamiento realizado en supermercados por La Capital y otro que encaró la Liga de Acción del Consumidor (Adelco) Filial Santa Fe, respecto de 2007 los precios aumentaron este año entre el 32% y el 46%. Una canasta bien básica (sidra, pan dulce, budín, turrón de maní y garrapiñada) ronda los 22 pesos y una cena sin ninguna pretensión para cuatro en el hogar irá de 120 a 150.
Este fue, sin dudas, un año con inflación. Y las subas en los precios se pueden constatar también en la variación anual que sufrieron los productos navideños.

   Pan dulce, budín, frutas secas, turrón, sidra, champán y espumantes frutados son algunos de los infaltables (si hay con qué) en las mesas de las fiestas. Por eso se puede comparar cómo evolucionaron los precios de esos productos de las mismas marcas e igual peso entre las fiestas pasadas y las que vendrán (ver infografía).

Amplias diferencias. La oscilación es amplia. Según los datos que maneja Adelco Santa Fe, la variación promedio ronda el 31,95 por ciento para 16 artículos que incluyen, además de distintas variedades de los ya mencionados, otros como duraznos al natural, jamón crudo y cocido, mayonesa light, melón y atún en lata.

   Otro dato que surgió de ese relevamiento es que existe una marcada dispersión de precios entre los mismos artículos según las marcas. Como ejemplo ponen un pan dulce con frutas de medio kilo, que va desde 3,60 pesos hasta 8,70, lo que arroja una diferencia del 140 por ciento entre uno y otro.

Primeras marcas no. El porcentaje de aumento en la canasta navideña que delineó Adelco es similar al 30 por ciento que estimó por su parte el titular de la Cadena del Centro rosarina, Juan Milito. El comerciante hizo la salvedad de que el guarismo surge de comparar los costos de productos de segundas y terceras marcas, pero no de las de primera, que son "marcadoras de precios" y cuyas subas fueron mayores. "Un hecho que se debe claramente a la toma excesiva de ganancia por parte de esas firmas", opinó.

   El dato coincide con lo que relevó este diario al comparar exactamente los mismos productos de primera marca en iguales cantidades en dos grandes supermercados locales. En uno el alza se ubicó en el 37,2 por ciento; en el otro fue del 46,1.

   De cualquier modo, si se suman cinco productos básicos (un pan dulce de 8 pesos, un budín de 4, una garrapiñada de 2, una sidra de 5,60 y un turrón de 2,40), la canasta mínima ronda los 22 pesos. Eso es bastante más del doble que la económica de 9 pesos que el gobierno anunció con bombos y platillos como fruto de un acuerdo con supermercadistas (una canasta "clase ejecutiva" orilla los 119 pesos).

En casa. Aunque en primera instancia la Cadena del Centro descartó sumarse al armado de canastas económicas que "son para la foto" o una "pantomima", como definió al anuncio gubernamental el gerente de la entidad, Juan Carlos Roccuzzo, también existen otras razones. Según Milito, un motivo fundamental es la "imprevisibilidad de la demanda".

   Aun así, el dirigente se animó a estimar cuánto podrá costar el armado de una mesa navideña para cuatro personas, con cena incluida, en el hogar.

   "No menos de 120 o 150 pesos", calculó. En la suma incluyó dos pollos, ensalada rusa, un vino, una gaseosa, una sidra, un pan dulce, un budín y alguna garrapiñada, más los productos necesarios para cocinar esos platos. "Eso mientras no nos deliremos con un champán", ironizó.

Comentá la nota