Canasta navideña: 29,46% más cara que hace un año

Mientras que en los supermercados dicen que los precios se han mantenido con respecto al 2007.
Los precios de los artículos que conforman la tradicional canasta navideña son en promedio un 29,46% más caros que el año pasado, según un sondeo realizado por DIARIO DE CUYO en el que se compararon los precios de 8 productos básicos de la canasta festiva, de las mismas marcas y del mismo volumen.

Sin embargo, desde las grandes cadenas de supermercados afirmaron que los precios de los artículos de navidad en general se mantienen con respecto a los del 2007 y que algunos productos han aumentado, pero no significativamente (ver recuadro).

Del grupo de artículos que sondea cada año Diario de Cuyo, el que más subió fue el pan dulce, el año pasado el pan dulce Terrabusi de 500 gr costaba $6,59 y hoy se consigue en las góndolas a $9,17, una diferencia de $2,58.

Otro de los productos que más subió es la tradicional Ananá Fizz, cuyo precio para una botella de la marca Rama Caída de 750 cc en diciembre de 2007 era de $3,70 y este año es de $5,89. Mientras que la sidra de la misma marca y con el mismo volumen tenía un precio de $3,69 y este año vale $4,73.

Por otro lado un budín de marca blanca de 300 gr el año pasado tenía un valor de $2,45 y este año cuesta $3,79; y el Mantecol de 150 gr subió $1, pasó de costar $2,99 a valer $3,99.

Otro producto típico de las fiestas, la lata de durazno de 820 gr costaba $5,09 y hoy sale $5,49; mientras que el precio del turrón de 95gr. era de $1,39 y hoy es de $1,57.

El único producto que bajó de precio fue el paquete de garrapiñadas, una bolsita de 80gr pasó de valer $1,69 a costar $1,09.

La titular de Defensa del Consumidor, Ana María López, anunció que preparará la canasta navideña de precios referenciales y máximos para la semana que viene; mientras que la presidenta Cristina Kirchner anunció ayer la canasta navideña a nivel nacional (ver página 6).

Desde los organismos de defensa de los consumidores aconsejan esperar unos días para comprar los productos de la canasta, con la idea que la competencia los haga bajar un poco.

Comentá la nota