La canasta escolar tampoco se salva de la moda de los aumentos.

La canasta escolar tampoco se salva de la moda de los aumentos.
Guardapolvos, mochilas, cartucheras, libros, zapatos y otros artículos necesarios para que un alumno concurra a la escuela también llegan con subas de precios.
Transporte, peajes, luz, prepagas, cigarrillos, combustibles, entretenimiento son algunos de los sectores que en los primeros meses del año ya marcan una tendencia dolorosa para la economía hogareña: todo aumenta en la Argentina 2009. Pero, lamentablemente, las subas no se limitarán a esos rubros. La educación también se sumará a la agenda. Y no solo por la cuota de los colegios privados sino también por el costo de la canasta de útiles escolares y uniformes que para el ciclo lectivo que comenzará en marzo llegará con subas de hasta 30%.

Con febrero ya en el horizonte, padres y madres ya piensan en la lista de artículos para que los chicos asistan a la escuela. Y entre los elementos necesarios para cumplir con los pedidos que seguramente harán las maestras, las mochilas, los guardapolvos y los zapatos encabezan el ranking de lo más costoso. De hecho y a pesar de que para este último rubro habrá una oferta especial a $ 50 provisto por los propios fabricantes, en líneas generales un par de zapatos escolar no baja de los 100 pesos.

Si bien las góndolas escolares todavía no están completas, un relevamiento hecho por El Cronista marca subas de entre 15% y 30% para los artículos que ya se comercializan.

“Hay que esperar un poco más para evaluar los aumentos, pero creemos que no serán inferiores al 20%”, sostuvo Sandra González, titular de Adecua. “Lo que más preocupa es el tema de indumentaria, esto es, mochilas, guardapolvos, zapatos, medias”, agregó.

De hecho, en el podio de las subas están las mochilas, cuyos precios no bajan de los $ 80. Pero para comprar una con carrito, con caño reforzado y de primera marca hay que hablar de 110 a 200 pesos. Los artículos de librería sufrieron subas un poco menores y se ubican en torno al 20%. Por caso, un block de 480 hojas se consigue por $ 21 o

$ 35, según la marca. Las reglas valen entre $ 1,70 a $ 2,70; plasticola, entre $ 3 y $ 5; lápices, entre $ 2,30 y $ 4,50, para citar solamente algunos artículos.

También Susana Andrada, del Centro de Educación al Consumidor (CEC), coincidió con esta visión. Según relevamientos de la entidad defensora de los derechos de los consumidores, el nivel de aumentos ronda el 30% con relación al año pasado. “Se da más en mochilas e indumentaria”, aseguró Andrada.

En una de las grandes cadenas de hipermercados reconocieron que el listado de artículos está llegando con subas de hasta 30% para repuestos y útiles, y de 15% para ropa.

En Wal-Mart, por ejemplo, el precio de los delantales varía según la marca, el tamaño y la calidad, y se ubica en una amplia franja que parte de los $ 12 y llega a los $ 50.

Sin embargo, en un local exclusivamente dedicado a la venta de uniforme para colegios privados de la avenida Cuenca, en el barrio porteño de Devoto, reconocieron que los aumentos rondan el 40 por ciento. Mientras que el año pasado una chomba o remera blanca se conseguía a $ 40, esta temporada supera los $ 90. Igual reconocieron que aún puede haber mas aumentos. “Dudo de que estos valores se mantengan hasta marzo si tenemos en cuenta que también los impuestos y los servicios que pagamos aumentaron”, sostuvo Marcos, encargado del local.

A dos cuadras, en un local de venta de calzado, sostuvieron que los económicos todavía no llegaron, y aseguraron que para comprar un par de zapatos colegiales comunes hay que disponer de entre $ 120 y $ 150, lo que revela subas del 15 por ciento.

Comentá la nota