La canasta escolar en el Chaco trepó un 20 por ciento.

La canasta escolar en el Chaco trepó un 20 por ciento.
A un mes de que comience el nuevo ciclo lectivo, los precios de la canasta escolar traerán nuevos dolores de cabezas para el bolsillo familiar de los chaqueños, que tendrán que hacer frente a subas promedio de entre un 20 y 30 por ciento respecto de similares producto adquiridos el año pasado.
Si bien las opciones son múltiples -de acuerdo a la calidad-, se irán amoldando al poder adquisitivo de la gente, pero es un hecho que no importa la clase social, todos tendrán que hacer un aporte superior para que sus hijos concurran a las escuelas.

Con la suba de los precios que se comienzan a avizorar en las pocas casas que están exhibiendo este tipo de producto o en las que se dedican a materiales para los estudiantes, se puede destacar que la canasta escolar de este año rondará los 300 pesos más si se tiene en cuenta que el relevamiento de precios de la canasta escolar básica realizado el año pasado daba cuenta que enviar a un chico del nivel primario costaba aproximadamente 274,40 pesos en Resistencia.

En estos costos sin dudas entran a tallar como con más incidencia todo lo que sea la indumentaria, donde hay menos opciones y el ahorro se puede dar en lo que sean los útiles.

Si bien todo dependerá de la calidad de lo que se desea comprar, los guardapolvos han subido un 20 por ciento en relación con el año pasado, y según el talle hoy se encuentra entre 70 y 90 pesos.

Montos un poco mayores se da en lo que hace a los zapatos, que no se fabrican en la provincia. Si bien hay zapatos de los denominados de cuero ecológico a 60 pesos, este tipo de producto en cuero puede llegar hasta un precio de 200 pesos. Las zapatillas de lona también se obtienen desde precios de 40 pesos hasta cerca de 100 pesos, según la marca y el lugar donde se adquieran.

Está claro que los aumentos dependen mucho de los lugares donde se buscan los productos escolares, lo que deja en evidencia una gran dispersión en cuanto a los valores que una familia tiene que manejar a la hora de comprar todo lo que un chico necesita.

Lo cierto es que comienza en febrero y muchos papás comienzan a afinar el lápiz para saber de cuánto tendrán que disponer para poder brindarles educación a sus hijos. Si bien en el Chaco hasta el momento las entidades de consumidores no hicieron relevamiento, en los mismos comercios señalan que hay incremento en todos los productos escolares, pero que la calidad es lo que va a marcar el mayor o menor valor de la canasta escolar, algo que desde hace años las familias se fijan mucho.

Alberto empleado de una conocida librería de Resistencia, dijo que “en la mayoría de los casos cuando los chicos son pequeños, los padres tratan de buscar la economía antes que la calidad previendo que parte de lo que compren tendrán que reponerlo en varias oportunidades. En este sentido se fijan en las ofertas y en los bolsines ya preparados que son un ahorro importante”.

En este sentido dijo que “todo lo que sea mochilas aumentó su precio considerablemente en relación con el año pasado. Si bien tenemos pequeñas mochilas con dibujos para los más pequeños, casi todos buscan aquellas con el carrito incluido, la cual está 60 pesos la más barata. Obviamente tenemos muchas a menor precio y de buena calidad”.

Los cuadernos y los lápices no tuvieron un incremento considerable pero “estaríamos hablando de hasta un 15 por ciento en artículos de primera calidad. Hay cosas como los borradores que quizás estaban 0,25 centavos y subió diez centavos más. Un cuaderno tapa dura sale entre 6 y 7 pesos”.

A la espera

Por su parte Carlos Zamudio de Impreart reconoció que el aumento en materia de indumentaria oscila el 20 por ciento. En relación con los guardapolvos que ellos comercializan, expresó que van de 70 a 90 pesos. “Hasta el momento no hubo prácticamente ventas porque las familias están todavía en plenas vacaciones, pero creemos que a partir de la semana que viene se empezará a notar el movimiento”. Norte.

Comentá la nota