Canasta escolar: Adecu marca subas de hasta el 30 %

La Asociación de Defensa del Consumidor y Usuarios (ADECU) del Chaco acaba de completar una muestra entre los principales comercios de venta de artículos de la canasta escolar, que marcó aumentos de entre el 20 y el 30 % tanto en útiles escolares como en indumentaria.
La entidad concluyó en que, sin contar el costo de las escuelas privadas ni de los textos escolares, mandar un chico a la escuela con útiles e indumentaria renovada, costará este año entre $ 450 y $ 500 por alumno, siempre con productos de segundas marcas y calidad intermedia.

“Recomendamos a padres y alumnos la mayor prudencia posible al decidir las compras. Que no se apresuren a realizarlas porque sabemos que en la segunda quincena de febrero van a aparecer más variedades en los comercios, va a haber mayor competencia y se podrán conseguir mejores precios”, indicó la presidente de la entidad local, Carmen Soto.

Los 8 comercios relevados por la entidad se reparten entre librerías y comercios de variedades del centro de Resistencia. Se incluyeron también a las cadenas de hipermercados con presencia en Resistencia y a distribuidores locales, que marcaron los precios más bajos hasta el momento.

El relevamiento de ADECU anota las mayores subas en guardapolvos de talla grande ( para niños de 12 años), zapatillas y mochilas.

“Las mochilas son de lo que más subió. Una de primera marca, con carrito y caño reforzado llega a valer hasta $ 200”, anotó Soto.

“También aconsejamos a los padres que en lo que hace a los guardapolvos, consideren la alternativa de comprar la tela de algodón y confeccionarlos” agregó sugiriendo la conveniencia de organizar grupos familiares o de vecinos para hacer los guardapolvos de grupos de chicos y lograr así un ahorro mayor.

Textos con vencimiento

Otra preocupación sobre el inicio de las clases que fue recogida por ADECU, refiere a la inutilización de los libros de texto de un año a otro para los mismos grados. “Ahora los manuales vienen acompañados de un libro extra para las prácticas. Resulta que ese libro no se suele usar y ninguno de los dos se vuelven a poder usar el año que viene en mismo grado, porque los docentes piden un manual diferente” comentó Sánchez anotando que esta práctica, siempre sospechada de beneficiar solo a las editoriales y las promociones de estas entre los mismos docentes, impide que los alumnos de un grado pasen los manuales a sus hermanos menores y de hecho suma un gasto extra que amen de fastidioso, comprueba muchas veces que también fue inútil.

“Les pedimos fundamentalmente a los docentes que no se presten al juego de las editoriales y que traten de recomendar los mismos textos para permitir que se retome esa vieja práctica de pasar el manual con la que todos pudimos estudiar perfectamente cuando fuimos chicos”, anotó el dirigente de ADECU Chaco.

Comentá la nota