Canal Sur todavía muestra las heridas del verano pasado

Canal Sur todavía muestra las heridas del verano pasado

Se aproxima el estío y el principal desagüe del área metropolitana continúa destruido. Los vecinos están “aterrorizados”.

El tiempo apremia. La temporada de tormentas ya se ha anunciado con una primavera descomunalmente lluviosa y los vecinos de esta capital temen que el sistema de desagües vuelva a colapsar. La experiencia del verano pasado (se desbordaron los principales canales de la ciudad y cayeron una decena de puentes en el provincia) parece no haber sido suficiente: la anunciada obra de reparación integral del Canal Sur, el más importante colector de agua de la capital, se redujo al mantenimiento en sectores puntuales, según advirtió Atilio Belloni subsecretario de Obras Públicas capitalino.

“Los vecinos están aterrorizados. El año pasado las tormentas desbordaron el canal, lo destruyeron y el agua entró a las casas. El canal no ha sido reparado y ya se viene el verano... hay mucho miedo de que vuelva a pasar lo mismo”, reveló Beatriz Herrera, que vive en Alfredo Guzmán al 700, en el barrio 2 de Septiembre, justo enfrente del Canal Sur. Ella recuerda que tras una de las más violentas tormentas de este verano tuvo que hospedar a una vecina porque su casa quedó inhabitable.

En términos simplificadores, el sistema de desagües pluviales del Gran San Miguel de Tucumán (GSMT) tiene dos componentes: por un lado los canales que están dentro de los municipios y, por otro, los que bordean la capital y colectan el agua de todo el área metropolitana. El mantenimiento de los primeros es responsabilidad de los municipios y el de los segundos (principalmente Canal Sur y Canal Norte), están a cargo de la Provincia, a través de la Dirección Provincial del Agua.

Demoras

“Nosotros estamos limpiando todos los canales internos de la capital; el trabajo está listo en un 70%”, aseguró Belloni. Pero también advierte que la Provincia no ha hecho lo propio con sus desagües. “Desde las tormentas del último verano que venimos solicitando que se reparen los canales, por el estado en el que quedaron. Solicitamos la limpieza y mantenimiento de Canal Sur, que se encuentra en varias zonas deteriorado, con sectores enlamados (con sedimentos). El último pedido que hicimos tendrá más o menos un mes. Pero normalmente no se le ha dado el trámite rápido que requiere la situación”, aseguró el funcionario capitalino. “Entendemos que son tareas que erogan muchos fondos; limpiar 400 metros del Canal Sur implica sacar entre 4.000 y 5.000 camionadas de enlame, pero son obras imprescindibles para que funcione todo el sistema”, agregó.

“El problema es que a veces no llueve en San Miguel, pero sí en las localidades vecinas y viene el agua a los canales Norte y Sur. Y si no están en condiciones, afecta a los habitantes que están cerca”, señaló, por su parte, Oscar Terrazas, titular de Defensa Civil municipal. Según Belloni, unos 70.000 u 80.000 habitantes son los que viven en los alrededores del Canal Sur, lo que no implica que ante un desborde todos terminarían inundados, pero es una cifra que ilustra la magnitud del problema de que aún no esté acondicionado para recibir las tormentas de verano. “Las prioridades deben fijarse en relación a la cantidad de gente afectada, por eso pensamos que ese canal es el que hay que poner en condiciones con mayor urgencia”.

Larga espera 

En julio, Oscar Mirkin, el entonces secretario de Obras Públicas de la Provincia, había dicho que los trabajos comenzarían inmediatamente: “presentamos las carpetas y la Nación nos autorizó $ 291 millones, de los cuales $ 200 millones serán para reparar los canales. Faltan trámites administrativos, pero está casi todo listo para iniciarse”, había dicho. LA GACETA intentó comunicarse con los nuevos funcionarios de esa cartera para conocer el avance de esos trámites, pero prometieron una respuesta para hoy. 

Nuevo canal en Yerba Buena

Temor en el Boulevard 9 de Julio

“Como un mes estuvo parada la obra y ahora volvieron a trabajar. Es imposible que lo terminen hasta el verano, y seguramente nos volveremos a inundar con la primera tormenta fuerte”, vaticinó José Arias, un jubilado que vive desde hace 20 años en boulevard 9 de Julio primera cuadra, Yerba Buena. Allí se está ensanchando y entubando un canal existente, pero la obra avanza lentamente. “Están haciendo una nueva salida hacia Canal Sur, pero si llueve nos tapa de barro”, advirtió.

Canal Norte

Ocho meses después, el riesgo continúa

Una feroz tormenta ocurrida durante los primeros días de marzo desbordó el Canal Norte e inundó decenas de casas aledañas, en El Colmenar. El agua y el barro provocaron grandísimas pérdidas a los vecinos de la zona y llevó varios días quitar el lodo que había cubierto el pasaje Sarmiento. Ayer, ocho meses después, LA GACETA recorrió la zona y el canal continuaba sin recibir las reparaciones para evitar una nueva inundación. La foto fue tomada desde el puente sobre avenida Juan B. Justo.

Coment� la nota