Canal 3: sigue el paro y van a la reunión el lunes

El conflicto de Canal 3 tuvo ayer una agitada jornada. Por un lado los trabajadores en una asamblea ratificaron la medida de fuerza y recibieron la invitación del Gobierno para la reunión del lunes a las 11 horas.
Y además se conoció una nota, firmada por algunos integrantes del Departamento Informativo, que criticó a los trabajadores por sus medidas de fuerza, lo que mereció el repudio de los delegados gremiales y del Sindicato de Prensa.

El delegado de ATE Mario Blandi dijo en relación a la nota que "por lo que sé de los firmantes son quienes reciben prebendas y viáticos. Son funcionales al poder, es una marca registrada". Detalló que "hay una forma de manejar el dinero que se ha naturalizado y que queremos desterrar. No queremos manejar el canal, queremos que haya transparencia".

Blandi destacó que "nosotros estamos de asamblea permanente. Recibimos una nota de invitación a la reunión del lunes a las 11 horas. Pero no tenemos temario".

Explicó que "hemos decidido mantener la medida de fuerza porque en otras oportunidades hemos levantado las medidas y no nos han dado respuesta. Por ejemplo como ocurrió con el secretario general (Raúl) Ortiz la vez pasada".

"Estamos firmes en el reclamo, que se reconozcan la jerarquía que han alcanzado los compañeros con recategorizaciones y la creación de 20 cargos. Pedimos que se creen los cargos por función, que se hacía hasta hace unos años", dijo Blandi.

El delegado de ATE explicó que el Gobierno ya tiene un organigrama de acuerdo con el decreto de Radio y Televisión (que establece un escalafón para el canal estatal), con la categoría para cada uno de los trabajadores. "Ese tiene que ser el punto de partida", dijo.

Precisó Blandi que "en la propuesta que les dimos figuran las nuevas funciones. Están incluidas en el escalafón. Ellos lo tienen. Tenemos que tratarlo el lunes. Lo que quiero recalcar es que en el decreto contempla la modificación de la categoría del trabajador, de acuerdo a la tarea que realicen". Es decir, el decreto incluye la posibilidad de la recategorización.

Rechazo

Blandi en relación a la nota firmada por un grupo vinculado al informativo dijo que "los firmantes alegan su temor por alguna agresión física ante una manifestación de los compañeros huelguistas. Nunca pasó eso. Hubo una aplaudida, batucada. Pero en los pasillos. Y no se agredió ni se irrumpió en los lugares de trabajo. Así que lo que dicen no tiene asidero".

El delegado afirmó que "no se justifica lo que dicen del miedo. Es una maniobra del gerente de informativo para desacreditar nuestro reclamo. La asamblea de los compañeros, el pasado miércoles, decidió que no se hiciera una manifestación en programas en vivo. Eso fue comunicado al subsecretario de Trabajo".

Blandi dijo que "lamentablemente han sido funcionales a una maniobra al gerente. Se nos pretende desacreditar nuestro reclamo".

En relación a algunos firmantes de la nota Blandi dijo que "hay gente que recibe prebendas, viáticos, contratos superiores al personal de planta. Y debemos decir que son fondos públicos y se ha naturalizado un manejo discrecional, arbitrario. Nosotros no queremos manejar el canal y queremos que se maneje con transparencia".

"Son funcionales al poder, es una marca registrada en ellos. Es su forma de actuar", sentenció Blandi.

SiPren

El Sindicato de Prensa La Pampa Zona Sur expresó su respaldo al reclamo de los trabajadores de Canal 3 ya que "considera legítimas en todos sus términos las demandas del personal de Canal 3 y apoya el plan de lucha que los trabajadores llevan adelante para conseguir que el Gobierno dé solución a sus reclamos".

El SiPren destacó que "el canal de televisión del Estado debe ser un medio de comunicación autónomo, plural e independiente del partido de gobierno, con personal jerárquico seleccionado por concurso y contenidos destinados a formar e informar. Esos son los principios que, precisamente, sostiene esta lucha".

Además lamentó que "algunos compañeros de este gremio hayan avalado con su firma un documento que niega la huelga como medio válido para conseguir mejoras laborales, apartándose de cualquier doctrina sindical y hasta de los marcos constitucionales, y apoyando el pensamiento retrógrado de quienes sólo ven en los reclamos populares una conducta subversiva".

Comentá la nota