Camuzzi explicó en el CD por qué exige inversiones

Desde la Cámara de la Construcción se sostiene que los gastos en infraestructura que las empresas prestatarias de servicios piden a privados para otorgar la factibilidad, son desmedidos.
Los ediles integrantes de la comisión de Obras Públicas del Concejo Deliberante comenzaron a desarrollar una serie de entrevistas con autoridades de empresas prestatarias de servicios, para consultarlos acerca de cómo se realizan las inversiones vinculadas con el mejoramiento de las redes, cuando en una zona residencial comienzan a construirse y proyectarse edificios de propiedad horizontal.

El planteo nació a raíz del reclamo de directivos de la Cámara de la Construcción de la Corporación del Comercio, Industria y Servicios por las nuevas exigencias de estas firmas para otorgar la factibilidad a los proyectos, certificado que, posteriormente, debe ser presentado en la Municipalidad .

El presidente de la citada comisión, Carlos Ocaña (UCR), comentó que, en aquellas zonas donde hay problemas con los servicios públicos, las prestatarias les piden a las firmas constructoras que hagan las obras pertinentes.

Las empresas que quieren llevar a cabo los emprendimientos esperan que, a modo de compensación, se les reconozca la inversión con créditos en los pagos de dichos servicios.

Ocaña dijo que, al entender de los empresarios, estaban sobredimensionados las obras exigidas por las prestatarias, de acuerdo con los emprendimientos presentados.

Las primeras en asistir al CD fueron las autoridades de Camuzzi Gas Pampeana.

"Nos dijeron que en las zonas densamente pobladas, como los barrios Universitario o Napostá, Camuzzi no tiene problemas de suministro, porque su red soporta nuevos emprendimientos.

"Esto no pasa con el agua y la electricidad, donde es necesario hacer obras importantes. Los directivos de Camuzzi expresaron que la empresa compensa a los constructores por la inversión que les es exigida, con metros cúbicos o materiales", dijo Ocaña, quien precisó que esta retribución alcanza el 50 por ciento del total del gasto.

Sin embargo, una zona que presenta inconvenientes para el suministro de gas natural es la que se encuentra comprendida por las calles Corrientes, Dorrego, Alsina y las vías del ferrocarril. Allí no existe una infraestructura adecuada y se están presentando muchos proyectos de obras.

"Se tratan de viviendas multifamiliares y sucede que para darles factibilidad, prácticamente, tienen que hacer un gasoducto nuevo.

"Con anterioridad, se manejaban costos que podían ser prorrateados por el número de departamentos, pero la elevada inversión que se exige en la actualidad plantea verdaderos impedimentos para la cristalización de la obra", comentó Ocaña.

El edil dijo que por las razones expuestas y ante la merma de obra pública estatal devenida de la crisis presupuestaria de la Nación, la Provincia y la Municipalidad, es necesario defender las pocas inversiones que se pretenden realizar.

Más allá de este panorama, Ocaña consideró que el encuentro con los directivos de Camuzzi resultó positivo, porque se observó la buena voluntad de la empresa para allanarle el camino a la construcción privada.

"Por ejemplo, EDES suma a sus exigencias que, en cada edificio, se disponga de un ambiente para la colocación del equipamiento destinado al sistema de energía. Con ABSA el problema es menor, pero también hay algunos inconvenientes", dijo Ocaña.

Luego de las entrevistas con las empresas prestatarias de los servicios de gas, luz y agua, los concejales prevén convocar a una reunión a referentes de todos los servicios y de los constructores, con el fin de llegar a una solución consensuada.

Con visión empresarial.

Al gerente del área Unidad de Negocios de Camuzzi, Guillermo Hirthe, aseguró que las exigencias de la empresa para otorgar la factibilidad de los proyectos no son desmedidas.

"Los refuerzos están relacionados con los problemas técnicos del proyecto específico que fue planteado. Lo que pasa es que también se tiene que evaluar cómo va evolucionando cada sector.

"Si hay una presentación para varios edificios en una zona residencial, tampoco se puede hacer una modificación por cada uno. Hay que hacer una obra tomando en cuenta todo el conjunto", dijo.

Hirthe agregó que "puede que el primer proyecto en presentarse en un sector tenga que pagar algo más, pero la tendencia es que se va prorrateando por todos los que van ingresando a la compañía como clientes".

Finalmente, dijo que la empresa acompaña el crecimiento "normal" de un barrio, pero cuando aparecen edificios de propiedad horizontal en zonas residenciales hay que realizar obras adicionales de refuerzo.

Comentá la nota